El resonador sátvico

RESONADOR SÁTVICO

Placeholder  ImagePlaceholder  ImagePlaceholder  Image

Placeholder  Image

0-HISTORIA
1-QUÉ ES
2-FUNCIÓN
3-APLICACIONES
3.1-ALIMENTOS
3.2-RADIACIONES
3.3-ENFERMEDADES
4-COLOCACIÓN
5-COMPRAR
6-TESTIMONIOS
7-DESKANSADOR


0-HISTORIA


El Resonador Sátvico es una tarjeta impresa que entremezcla dos figuras geométricas de un determinado color, diseño y proporciones. Es una sencilla y práctica herramienta para armonizar los sistemas vivos y los ambientes porque aporta a su entorno la información de equilibrio. El resonador se puede colocar en objetos, espacios o lo pueden llevar puesto las personas y los resultados no se hacen esperar.

La radiactividad es un fenómeno físico natural por el cual algunas sustancias o elementos químicos, llamados radiactivos, emiten radiaciones que tienen la propiedad de impresionar placas fotográficas, ionizar gases, producir fluorescencia, atravesar cuerpos opacos a la luz ordinaria, etc. Las radiaciones son una manera de transmitir energía. Básicamente son de naturaleza electromagnética y pueden manifestarse en forma ondulatoria o corpuscular. Son las ondas de radio o televisión, los rayos infrarrojos, la luz visible (fotones), los rayos ultravioleta, los rayos X, rayos gamma, electrones o positrones, etc.

Aparte de estas radiaciones, existe otro tipo de emisiones que son más sutiles pero no por ello menos efectivas. Por ejemplo, también los sentimientos o los pensamientos poseen su peculiar energía y, por tanto, son capaces de producir efectos físicos. Son radiaciones sutiles capaces de afectar a las personas o de alterar las circunstancias para que sean favorables o adversas. De ahí el enorme poder de las maldiciones o también el de las bendiciones, pues en ambos sentidos (hacia el bien o hacia el mal) puede dirigirse esta energía sutil.

Menos conocido, sin embargo, es que absolutamente toda cosa o ser emite algún tipo de radiación sutil, ya se trate de una piedra, un ser vivo, un bosque o una región. En ello radica, por ejemplo, el poder de los cristales. De manera genérica, se denomina Ondas de Forma a la emisión que emana de cualquier objeto por el mero hecho de ser y poseer una forma o una característica geométrica.

Las Ondas de Forma son las irradiaciones provenientes de cualquier constitutivo de la naturaleza o de cualquier fracción de ésta: un árbol o una de sus ramas, una flor, el color de una fruta, la forma de una montaña, el movimiento de las corrientes del agua en el mar o de sus olas, el olor de un perfume, un mal pensamiento o un buen deseo, etc.

De alguna manera la naturaleza está viva e interconectada entre sus diversos constitutivos y entre cualesquiera de sus fracciones. Por ejemplo, cualquiera de las ramas de un árbol está conectada con el tronco y, simultáneamente, con la raíz; pero a su vez, ésta posee una simbiosis con el terreno donde está depositada, y además todas estas fracciones se relacionan con la humedad del ambiente, y la humedad lo está con la contaminación producida por el hombre, y así «ad infinitum», hasta abarcar incluso las estaciones, el giro precesional de la tierra e innumerables eventos más.

Todas estas interrelaciones ocurren simultáneamente y, entre todas, conforman la realidad; es decir, informan o dan forma a la realidad. La realidad es, así, una intrincada red de informaciones íntimamente entretejidas que se expresa de innumerables maneras.

Conciencia, Información y No-Dualidad

Expresado de un modo muy simple, Información es todo aquello susceptible de ser percibido, ya sea en el ámbito externo o mundo físico (forma material), ya sea en el ámbito interno o ideal, como es el caso de una emoción o idea (forma de pensamiento).

Sin embargo, la realidad no está completa solamente con este aspecto informativo o perceptible. La otra cara de la moneda es el aspecto perceptivo, que se denomina genéricamente conciencia. De este modo, la realidad, y cualquier constitutivo de ella, está siempre formado de manera simultánea por un aspecto perceptible o formal, por un lado, y por un aspecto receptivo o consciente, por otro.

Esto es muy obvio en el caso de un ser vivo, en el que apreciamos una forma (información) que es perceptible y, simultáneamente, una cualidad consciente que le permite preservarse y darse cuenta de su entorno. Pero también una piedra posee estas mismas dos cualidades, aunque sea en un grado sutil. En este caso, el aspecto formal es totalmente evidente: es el propio ser de la piedra y su aspecto específico. El aspecto consciente es menos obvio, pero ciertamente existe: radica en la propiedad de la piedra de conservar su forma o sus características mecánicas o químicas. De alguna manera, la piedra sabe lo que ella es y mantiene su peculiar aspecto y propiedades; sin embargo, cuando es golpeada con dureza, puede percibir el impacto (la información) y, en consecuencia, se fragmenta (cambia de forma).

De hecho, el universo entero (lo que Ken Wilber denomina Kosmos) se sostiene y evoluciona gracias a esa doble cualidad. Sin el aspecto Conciencia, el universo y todos sus constituyentes se desvanecerían en un abrir y cerrar de ojos. En consecuencia, la realidad y cualquiera de sus constitutivos, ya sea un ser humano, una piedra o el universo entero, es decir, lo Real con mayúsculas, puede reducirse a dos conceptos esenciales: Conciencia e Información.

Finalmente, Conciencia e Información parecen ser dos cosas distintas. Sin embargo no es así. En verdad, son las dos caras o aspectos de la Realidad Única, del mismo modo que el calor y la llama son los dos aspectos de una hoguera única. Por ello es posible, por ejemplo, conocer a una persona a través de los rasgos de su escritura (la grafología). En esto consiste, en esencia, el concepto de no-diferencia o no-dualidad articulado por la tradición hindú del vedanta advaita.

De este modo, absolutamente todo presenta estos dos aspectos: Conciencia e Información. En consecuencia, las ondas de forma implican la transmisión de una información que está imbricada en la conciencia incorporada en aquello que las emana. Éste es el principio del manejo de las ondas de información.

El manejo de las ondas de forma

Lo que vamos a exponer a continuación es de qué modo es posible interactuar de manera sutil con todo este entretejido de informaciones que conforman la realidad. Es posible intervenir físicamente con la realidad, ya sea directamente (mediante las manos, por ejemplo) o bien indirectamente mediante máquinas o aparatos. Pero también hay medios sutiles de interaccionar con ella, ya sea directamente (mediante la oración, los buenos o malos deseos o las programaciones mentales) o indirectamente mediante aparatos sutiles.

Un ejemplo de ello es la radiestesia y la radiónica. Mediante el péndulo o las varillas, el zahorí es capaz de detectar la presencia de agua bajo tierra o bien percibir enfermedades y dolencias en base al estado energético de un cuerpo humano. Pero en esta ocasión vamos a centrarnos en un interesante aparato que ejemplifica magníficamente las cualidades de las ondas de forma, su manejo y su capacidad de incidir sobre la realidad de manera eficaz y beneficiosa. Este aparato recibe el nombre de Resonador Sátvico.

El Resonador Sátvico

Hace algunos años, un maestro vedantín llamado Kchatrya y su discípulo Sesha buscaban una manera de apantallar la influencia solar con el objeto de desarrollar ciertos experimentos alquímicos. Ésta parecía ser una tarea imposible, ya que hay radiaciones solares extraordinariamente sutiles y aparentemente imposibles de detener, como es el caso de los neutrinos.

Finalmente, desarrollaron un entramado de formas geométricas que resultó ser sorprendentemente eficaz. Pero, una vez concluido el experimento, relegaron el instrumento al cajón de los recuerdos. Algún tiempo después, unas alumnas de Sesha comenzaron a experimentar otras aplicaciones de este singular aparato. Para su sorpresa, hallaron que poseía indudables cualidades armonizantes y equilibrantes para todo ser vivo, ya fuera en el ámbito de la salud como en el de la conservación de alimentos. Nació así el denominado Resonador Sátvico.

La tradición hindú explica que la realidad posee tres cualidades esenciales denominadas Rajas (aspecto activo asimilable al concepto taoísta yang), Tamas (aspecto pasivo asimilable al yin taoísta) y Satva (que representa el entrelazamiento de ambos tendiendo a su equilibrio).

Lo que descubrieron las alumnas de Sesha fue que el aparato que este vedantín y su maestro habían diseñado poseía de manera inherente la cualidad (es decir, la información u onda de forma) de equilibrio y armonía propios del aspecto sátvico de la realidad. De este modo, ese aparato, en virtud de su peculiar diseño y color, aportaba a su entorno información de equilibrio y armonía. En consecuencia, el Resonador Sátvico era capaz de favorecer la restauración de la salud en virtud de que toda enfermedad o dolencia no es más que un desequilibrio bioenergético.

Qué es y cómo funciona el Resonador Sátvico

El Resonador Sátvico es una tarjeta impresa que entremezcla dos figuras geométricas de un determinado color, diseño y proporciones. Éstas son: un septil en color verde y una espiral en color rojo. El especial entrelazamiento de ambas figuras, así como su peculiar diseño, producen un potente efecto armonizante o sátvico en su entorno.

Cuando analizamos el Resonador Sátvico e intentamos explicar su funcionamiento, simplemente observamos que dicha tarjeta impresa aporta a su entorno cercano la irradiación de un tipo especial de Onda de Forma, es decir, de un tipo de información asociado a orden entre «partes» y de orden entre «todos». La información inherente al Resonador Sátvico puede ser trasladada a los reinos mineral, vegetal, animal y humano. Basta una adecuada colocación de Resonadores para crear un ambiente armónico y saludable. Por esta razón, basta con ubicar un Resonador bajo una botella de agua para notar casi de inmediato la nueva textura, frescor y vitalidad del líquido. Igualmente, cuando se coloca bajo una botella o copa de vino joven se nota en poco tiempo la armonización de sus cualidades enológicas que requerían meses de solera. La adecuada colocación de Resonadores para mantener fresca y en mejores condiciones la comida es un hecho palpable a ojos vista. Cualquier fruta o alimento degradable permanece más tiempo fresco y con mejor sabor conservando sus propiedades alimenticias.

En cuanto a la salud, se aprecia que los dolores musculares y muchas enfermedades comunes se resuelven gracias a la información de equilibrio contenida en los campos bióticos del Resonador. El hecho de ubicar una de estas tarjetas en proximidad de las zonas afectadas ayuda a crear un ambiente de curación. El Resonador Sátvico presta también un gran servicio en ambientes nocivos, como son las estancias o lugares de trabajo, los cuales suelen estar plagados de todo tipo de radiaciones insanas: equipos electromagnéticos, acondicionadores de aire, estructuras constructivas deletéreas, etc. Una adecuada distribución de Resonadores en las estancias promueve el equilibrio energético y contrarresta la nocividad ambiental.

Pero una manera inmediata de beneficiarse de las cualidades armonizantes y protectoras del Resonador Sátvico es llevar uno puesto. Un lugar muy adecuado es el plexo solar, que es un centro energético vital del cuerpo humano. Desde allí, la tarjeta provee al organismo información de equilibrio, gracias a lo cual puede reestablecer permanentemente su sistema y, por lo tanto, permitirle su propia autorregulación.

El Resonador Sátvico es así una nueva, sencilla, y práctica herramienta para armonizar los sistemas vivos y los ambientes. Pero más allá de ello, y más importante todavía, este sencillo aparato es la demostración patente de todo ese entramado sutil de la realidad que la ciencia no ha sido todavía capaz de detectar y comprender. La realidad no es sólo lo que hasta ahora pensábamos de ella. Es mucho más y es mucho más maravillosa de lo que jamás habíamos imaginado. Descubrirlo abre las puertas de la percepción a parajes de extraordinaria belleza y paz.

Como dijo William Blake (1757-1827) místico, poeta, pintor y grabador inglés: «Si las puertas de la percepción se abrieran, el hombre percibiría todas las cosas tal como son: infinitas».

http://www.revistanatural.com/articulo.asp?id=722


1-QUÉ ES
El resonador sátvico es una tarjeta impresa a colores que, debido a la especial condición de su diseño, irradia información de orden y equilibrio. Al asociarse a cualquier estructura orgánica (alimentos, plantas, animales o seres humanos), disminuye la velocidad de degradación de sus constituyentes (envejecimiento) y promueve su regeneración y conservación (autocuración).

Algunos de los efectos del resonador son:

*Compensar o anular las ondas de forma nocivas, como son las radiaciones originadas por aparatos electromagnéticos (TV, teléfonos, celulares, móviles, transformadores, antenas, etc.) o las emitidas por entornos adversos o habitáculos mal estructurados.
*Potenciar la vitalidad autocurativa de plantas, animales o seres humanos, disminuyendo el dolor y la distonía allí donde exista degradación, ya sea ésta causada por una enfermedad o un traumatismo.
*Conservar más tiempo los alimentos manteniendo su sabor, olor, textura y propiedades nutritivas.


2-FUNCIÓN
El RESONADOR es una tarjeta impresa a colores con dos formas específicas: un septil, desarrollado en una circunferencia, y el desarrollo de una espiral. Su función esencial es crear una atmósfera de orden (neguentropía) en cada uno de los constituyentes de una estructura orgánica o biológica con los cuales se asocia. De este modo, el equilibrio que crea la tarjeta del RESONADOR permite a los constituyentes orgánicos y biológicos que están dentro de su espacio de influencia aumentar la información de orden que ya poseen intrínsecamente. El resultado final es la mejora del sabor, olor, textura, estado vital, etcétera, de dicha estructura orgánica, junto con la disminución de la velocidad de degradación de sus componentes.

En la naturaleza, la vida lleva implícita el cambio. La mutabilidad de las formas se adecua constantemente a las condiciones externas e internas que la vida propone. Existen dos movimientos primarios: 1) El de crear vida y mantenerla, y 2) El de modelar la forma a través del cambio y crear un factor constante de evolución. El resonador opera en el primer ámbito, es decir, provee a los organismos vivos de la tendencia a que en las formas perdure mayormente el sentido de estabilidad que el de cambio.

De esta manera, el factor de degradación natural que posee cada una de las informaciones que constituyen un cuerpo vivo (entropía), interactúa con la información restaurante que proviene del RESONADOR, de igual manera, por ejemplo, a como el sistema inmunitario de un ser humano es capaz de asumir como propia la información química proveniente de una vacuna para así poder hacer frente a una enfermedad que desconoce. El sistema inmunitario puede defenderse de manera natural, pero hay factores o enfermedades que dificultan ese hecho, razón por la cual el sistema inmunitario se permite integrar la información contrarrestante que forma parte de la vacuna.

El Resonador, gracias a la condición de su diseño (color, forma, tamaño, material, etcétera), emite un tipo de información que suele denominarse onda de forma. En realidad, todo cuerpo delimitado en función de su propia forma y de la forma de sus constituyentes, crea un tipo de relación que interactúa con las restantes formas e informaciones externas. Así como cualquier parte de un holograma posee la información de color, tamaño, forma, etcétera del holograma global, así igualmente en cada parte de un cuerpo está implícita la información de forma que globalmente lo constituye. La función que realiza el Resonador, en virtud de la información de equilibrio y armonía que en él reside por la simetría de su diseño, activa y actualiza la información de forma que reside implícita en los cuerpos orgánicos o inorgánicos que se encuentran dentro de su campo de acción, contribuyendo de este modo a la regeneración o conservación de las partes que estuvieran degradándose o en desequilibrio.

El Resonador despierta la condición que suele denominarse neguentrópica, cualidad propia de todos los entes vivos que tiende a disminuir el gradiente de degradación del sistema, en contraposición a la entropía o sentido de desorden de la materia.

La información que el Resonador imprime a los cuerpos sobre los cuales influye, dota a éstos, a cada una de las formas que lo constituyen y a todos sus componentes en general de mayor permanencia y estabilidad, retardando el proceso normal de degradación que opera por el normal intercambio de energía de los seres vivos. El desorden o desarmonía es síntoma de alteración y degradación, pues los patrones sobre los que se construye la vida se alteran. Frente a ello, el Resonador imprime la reactivación de los protocolos de forma y vitalidad que ya posee el organismo y que momentáneamente estaba privado de manifestar, ya sea por causa del medio ambiente externo o bien por el padecimiento de una enfermedad.

El Resonador imprime información de vitalidad; o tal vez sea más preciso decir que actualiza la información de vitalidad que cualquier organismo posee ya en sí mismo, potenciando el orden de un sistema cerrado orgánico, esto es aumentando su capacidad de armonía o simplemente estabilizando el sistema. He ahí la razón de los curiosos efectos que es posible apreciar cuando se emplea en los reinos vegetal, animal o humano, fundamentalmente. Dichos efectos implican, básicamente, un aumento en el gradiente de estabilidad, equilibrio y vitalidad en cada uno de los constitutivos de los tres reinos.

El Resonador es una práctica herramienta que a partir de su experimentación nos invita a reflexionar sobre la integración existente en todas las cosas, en el asombroso diseño que posee la naturaleza y en la mágica expresión que la vida otorga a cada ser que alienta. Esperamos, por tanto, que esta obra no sólo contribuya al bienestar humano de manera práctica, sino también a que los experimentadores amplíen su concepción de lo que es el universo y la realidad a través del asombro ante los notables efectos de un instrumento tan simple y aparentemente inocuo como es el resonador.


APLICACIONES
Las aplicaciones del uso del RESONADOR son muy variadas y pueden asociarse a cualquier entidad orgánica o biológica, es decir, a todo tipo de organismos simples y complejos con vida.


3.1-ALIMENTOS

AGUA PARA BEBER-El agua es uno de los productos más importantes para mantener una vida sana. En todos los sistemas orgánicos abunda el agua; el agua es fuente de vida. Gran parte del agua que se compra en supermercado y que se bebe como pura no es tal. Mucha de ella pasa por procesos previos de filtración y adición de minerales y químicos que le permiten simular ser agua pura de manantial. Dicha agua efectivamente es bebible, pero no posee la información de pureza, es decir, ni posee el sabor ni textura del agua manantial. La oxigenación que adquiere el agua natural gracias al constante movimiento cuando circula a través de los ríos, hace que adquiera unas condiciones insuperables e inimitables por cualquier otro producto que intente imitarla con adiciones químicas.

Si usted coloca un RESONADOR bajo una botella de agua y la prueba unos minutos después, notará el frescor que adquiere el sistema cuando la información de vida y equilibrio, que potencialmente existe en la información del agua, se hace activa. Será testigo de cómo el agua perdura sin pudrirse; notará el cambio de su sabor. Sin embargo, más allá de eso, el agua adquirirá una fuerza de vida, una maravillosa condición biótica, gracias a la interacción del RESONADOR. Dicha energía biótica será trasladada a su cuerpo a medida que la bebe, dando como resultado un profundo estímulo a una vida sana.

El uso del RESONADOR constantemente asociado a una botella del precioso líquido, le hará adquirir las propiedades que el agua ya posee intrínsecamente pero que no están actualizadas a causa de las condiciones de depurado y adición química humana. Será testigo de la respuesta al aumento de las condiciones de vida del agua y podrá notar sin lugar a dudas cómo se revierte en usted el benéfico cambio operado en las propiedades del líquido.

CARNES-Es común que los climas secos permitan mantener las carnes sin descomponerse gracias a la deshidratación que provee el ambiente. Es famoso, por ejemplo, el jamón español por sus características de sabor, olor y consistencia de su fibra, producida por el proceso secado por humo o al aire libre en ambientes secos. Cualquier otra carne en un ambiente no apto inmediatamente se degrada y debido a la proliferación bacterial pierde rápidamente la facultad de ser consumida.
El RESONADOR actúa como conservante de las carnes rojas y blancas. Colocados en la nevera y sobre ellos la carne, son capaces de mantener intacto el sabor y el olor durante más días de lo que normalmente aplica cuando no los hay.

El olor, color y textura de las carnes, son pautas que deben ser tenidas en cuenta para su consumo. Note cómo, aún después de varios días de permanecer de más en los lugares adecuados de almacenamiento, el color de la carne se mantiene sin que el proceso de oxidación, que normalmente acontece, le provea de una tonalidad más oscura. De igual manera notará que la textura y el olor se mantienen intactos durante más días.

CONSERVACIÓN DE ALIMENTOS-Uno de los usos más prácticos del RESONADOR es colocarlo en los lugares donde se almacenan los alimentos. Las despensas y el mismo refrigerador son los sitios más idóneos para ello. Basta colocar correctamente unos pocos RESONADORES para crear una amplia atmósfera biótica que permitirá mantener los alimentos mayor tiempo sin que proliferen parásitos o se degrade el alimento.

Es necesario hacer hincapié en que los RESONADORES no impiden el envejecimiento natural de los productos alimenticios, pero sí retardan en gran medida la natural degradación de los mismos.

Alacenas convenientemente dispuestas con algunos pocos RESONADORES ofrecen un ambiente más biótico, con mayor fuerza de vida en cada uno de los constituyentes alimenticios. Notará la disminución de polilla y de los variados parásitos que aparecen cuando el alimento se mantiene guardado durante mucho tiempo.

FRUTAS-La mayoría de los alimentos que ingiere el ser humano han sido contaminados con productos no naturales como fertilizantes, aguas pesadas infestadas de mercurio y otras sustancias y todo tipo de abonos químicos, lluvia ácida, etcétera. Dichos productos introducen información de inestabilidad en los sistemas biológicos creando un desbalanceo que lleva a generar desorden en los organismos y llevando finalmente a la enfermedad. Cantidad de alergias y de enfermedades ahora frecuentes son los resultados de la alteración en los procesos biológicos naturales de crecimiento de plantas y animales. Es prácticamente imposible ir de compras a un supermercado y encontrar productos biológicos cosechados con normas completamente naturales. La casi totalidad de alimentos procesados buscan que sus alimentos mantengan el mayor tiempo posible de almacenamiento. La ley del mercado busca, mediante la mayor duración de almacenamiento de sus productos, una mayor rentabilidad económica. En verdad sería muy difícil para nuestra sociedad producir en grandes cantidades sin la presencia en los alimentos de todo tipo de conservantes, colorantes y demás productos no naturales.

El RESONADOR actúa sobre cualquier alimento gracias a su “campo de acción” o de influencia, y tiende a eliminar la respuesta agresiva del organismo, en razón de la información desequilibrante que ha sido introducida a los alimentos naturales en su procesamiento. Gracias a ello, es posible mantener las características más naturales de cada producto, ya sean éstos verduras, frutas, cereales o carnes. Cualquiera de estos productos logra mayor longevidad gracias a que la información de equilibrio, estabilidad y armonía de sus componentes se exacerba gracias a la influencia del RESONADOR.

Normalmente en verano, y en climas húmedos, una fruta puede permanecer pocos días sin decaer en su sabor cuando se mantiene al aire libre. Rápidamente, y al paso de algunos pocos días, podemos ver rondar todo tipo de moscas atraídos por los olores incipientes que denotan el inicio de la descomposición química.

Si emplea el RESONADOR podrá ser testigo de un hecho insólito: la fruta perdura muchos más días sin degradarse, y su ambiente no genera los olores de descomposición que atraen insectos. Por lo tanto podrá ver que la fruta, después de muchos días, finalmente se deseca, se deshidrata sin las consabidas molestias de la putrefacción que normalmente acompaña el decaimiento.

Dicha deshidratación se parece a la que ocurre en climas muy secos, donde la carne se orea para desecarse sin producir descomposición. En estos casos, si compara la actividad del RESONADOR con otras frutas no influenciadas por éste, notará que no existen demasiados cambios físicos, sin embargo, el sabor de las frutas será mucho más natural que el de aquellas que decaen de manera natural. En climas un poco húmedos ya podrá notas claramente la diferencia entre la fruta con información del RESONADOR respecto con aquella que no está bajo su influencia.

Haga la prueba de colocar un cesto de frutas sobre un RESONADOR. Elija algunas otras y sitúelas a una distancia prudente, fuera del “campo de acción” espacial biótico del RESONADOR, distancia que podrá ser aproximadamente un metro o más. Dichas frutas servirán de testigos para determinar la diferencia entre aquellas con las que el RESONADOR interactúa. Después de varios días podrá notar la diferencia entre unas y otras.

Mientras que las frutas situadas dentro del “campo de acción” del RESONADOR” permanecen sanas después de varios días e inclusive semanas, manteniendo aún su sabor, olor y textura natural, podrá también simultáneamente ser testigo de la degradación química de las frutas situadas fuera del alcance del RESONADOR.

VINOS-Los licores son los testigos más apreciados del uso del RESONADOR. Basta unos pocos minutos, y mucho mejor un par de días, para notar cómo se transforma el Bouquet de las bebidas espirituosas.

Un vino tempranillo adquirirá en semanas una redondez que sólo podría obtener tras años de añejamiento. De igual manera un vino crianza ganará la condición de equilibrio en toda su textura gracias a la presencia del campo biótico equilibrante que produce el RESONADOR.

Normalmente, la acción del RESONADOR acelerará lo que el sabor humano denomina como envejecimiento del licor. Dicho envejecimiento y la ganancia de redondez final del producto podrá notarse para un experto catador con el uso de tan sólo unos minutos de colocar la botella sobre un RESONADOR.

Con el uso del RESONADOR podrá certificarse de manera clara y definitiva la influencia de los campos bióticos que la información de la forma del RESONADOR introduce a los sistemas orgánicos. El añejamiento que antes podría ser cosa de años ahora será una consecuencia de tan sólo meses. Será definitivamente más corta la brecha entre malos y buenos vinos.

El Brandy, el güisqui y demás bebidas espirituosas gozan de las mismas condiciones de los vinos cuando interviene en ellos el uso del RESONADOR. El margen de duración para la obtención del añejamiento disminuye ostensiblemente, y la ganancia y redondez, la suavidad, aroma y calidad de la bebida aumenta en corto tiempo.

VERDURAS Y HORTALIZAS-Es común desechar rápidamente las verduras que no se utilizan en la comida previa, pues horas después de aliñada no gozan ya de las condiciones necesarias para ser ingeridas. La verdura normalmente pierde la consistencia algunas horas después de ser preparada con aceite y vinagre. Las hortalizas también se descomponen rápidamente, procediendo a la brevedad a oxidarse y cambiar así el color y textura de su fibra.

Coloque un resonador sobre la ensalada durante y aún después de su uso. Note a ojos vistas cómo la textura color, olor y consistencia de la verdura permanece. Podrá utilizar horas después todos los ingredientes sin perder la más mínima calidad durante las horas en que ha estado guardada. Tampoco es necesario introducirla al refrigerador, pues el RESONADOR actúa sobre el sistema permeándola de durabilidad.

También podrá notar como el tiempo aumenta para el depósito de alimentos sin uso. Notará que en las hortalizas no prosperan los parásitos con la misma rapidez que cuando se conservan en condiciones similares sin el RESONADOR. Podrá mantener sus productos durante mayor tiempo y sin evitar la degradación natural de los sistemas orgánicos y con la consabida aparición de polillas u otros molestos insectos.

Las grandes diferencias entre alimentos situados en un “campo de acción” donde el RESONADOR actúe, se darán en aquellos donde el clima posea mayor humedad. Es decir, en climas secos y fríos la fruta se degrada más lentamente y sin descomponerse, de tal manera que en estos ambientes será un poco más lento, esto es, demorará más días el notar diferencias entre frutas dispuestas con y sin el RESONADOR. Sin embargo, y finalmente, y más allá del tiempo en que suele hacerse la comparación en climas más húmedos y cálidos, el sabor, olor y textura mejorada por el RESONADOR podrá notarse sin duda alguna.

3.2 – RADIACIONES
Desafortunadamente la información tóxica que recibe el organismo no proviene exclusivamente de los alimentos o de aparatos que emitan ondas electromagnéticas. Los lugares, los sitios donde vivimos poseen también su propia vida e irradian un tipo de información acorde a su naturaleza y al lugar donde se encuentran.

CAUCES DE AGUAS SUBTERRÁNEOS Es ya un fenómeno estudiado el hecho de que, por ejemplo, las corrientes subterráneas de agua son un influjo de radiaciones nocivas al cuerpo humano. Existe un tipo de ionización que producen las aguas por el hecho de su rozamiento contra los cauces que la conducen y los espacios de aire enrarecido en las cavernas subterráneas a causa de la ausencia de ventilación a que dichos ambientes poseen. La ionización, es decir, la carga eléctrica que adquiere la radiación, es tal que existen aparatos que son capaces de medirla con el fin de encontrar fugas en las tuberías donde corre el líquido bajo tierra.

Dicha radiación atenta contra la bioticidad del cuerpo humano. En personas con un sistema nervioso demasiado sensible provoca entre otras cosas, por ejemplo, malestar en el descanso nocturno y por lo tanto insomnio, con la consecuente falta de recuperación de energía de un organismo que no logra reponerse del rigor que genera el trabajo diario.

Para aumentar la respuesta biótica del cuerpo humano es necesario colocar uno o varios RESONADORES, dependiendo ello de la sensibilidad de cada persona. En caso de ser necesario, es posible colocar convenientemente dispuestos en el suelo varios RESONADORES con el fin de ampliar el campo de interacción que ellos proveen. En casos extremos, es posible también, emparentar dichos RESONADORES situados en el suelo con otros convenientemente dispuestos en el techo.

En este caso, en el que la corrección de la radicación ionizada proveniente de fuentes acuíferas, afecta el ser humano induciendo desorden en su funcionamiento, los RESONADORES son una eficiente forma de crear un mejor ambiente de descanso y, por ende, producir mayor calidad de vida.

ELECTROMAGNÉTICAS

INTERRUPTORES DE LUZ
En las casas u oficinas es común tener un lugar dispuesto para encender o apagar las luces. En la mayoría de estos interruptores o cajas de toma de corriente convergen varios cables de luz. La mayoría de las veces los malos contactos entre las uniones de dichos cables permite la proliferación de campos eléctricos, es decir, radiación de electrones que ionizan el ambiente y también de radiación electromagnética.

Dicha radiación es frecuentemente nociva para el ser humano. El fácil corregir este problema, rehaciendo frecuentemente las diversas conexiones apretando a conveniencia las uniones de cables; sin embargo, esto nunca se hace. La radiación que prolifera al ambiente llega a ser tóxica por la cantidad de tiempo que solemos estar en aquellos ambientes donde ésta prolifera.

Basta situar RESONADORES en las caras de las tomas, ya sean a la vista o detrás de ellas, para crear un campo biótico que filtre la nocividad de la radiación que de ese sitio proviene.

ORDENADORES
Es posible crear un campo biótico introduciendo una serie de RESONADORES estratégicamente dispuestos. Normalmente, y debido a la intensidad de los campos electromagnéticos que producen, es necesario utilizar los RESONADORES emparentados. No olvidar que se suele usar siempre la zona espiral roja del resonador como cara de encuentro cuando éstos se emparejan.

También es posible emparejar un RESONADOR situado en el ordenador o detrás de él, con uno situado en el cuerpo de quien lo utiliza. En este caso es importante anotar que el RESONADOR debe situarse a la altura del esternón en la zona llamada plexo solar, pues esta zona es la que favorece el ingreso de información externa a un organismo biológico.

Emparejamiento de RESONADORES aprovechando uno de ellos como parte del cuerpo humano. Es importante acotar que independientemente de aislar una zona espacial con la acción biótica del RESONADOR, también es posible “blindar” el cuerpo mismo. Para ello es posible situar convenientemente un RESONADOR a la altura del plexo solar.

Igualmente, y para casos específicos de excesiva sensibilidad del organismo a todo tipo de radiaciones externas, es posible procurar dos RESONADORES enfrentados. Uno deberá situarse a la altura del plexo solar y el otro en la espalda a la misma altura. Para hacer esto, es posible unir los RESONADORES con un delgado hilo (hay RESONADORES con agujeros especialmente diseñados para tal fin) de tal manera que no se caigan. También es posible en un plano horizontal con alguna faja o algún elemento elástico. Los RESONADORES también pueden encapsularse en una pequeña bolsa de algodón del tamaño a las que suelen usarse para preparar un té. Los RESONADORES así dispuestos aumentarán la información del campo biótico humano y dotarán al cuerpo de una respuesta más sana al envenenamiento por radiaciones.

OTRAS APLICACIONES

EL RESONADOR EN EL MUNDO VEGETAL

He aquí una de las grandes sorpresas que nos depara el uso del RESONADOR. La reacción que el mundo vegetal ofrece a la cercanía del RESONADOR es una forma de verificación fácil por los resultados inmediatos que se desprende de su uso. Árboles, plantas interiores, flores ya cortadas e incluso cultivos responden rápidamente a la presencia del RESONADOR.

La presencia del campo biótico se notará pronto y sus plantas a la brevedad desplegarán su vitalidad. En caso de que estén secas podrá ver como se renuevan las hojas; incluso en muchas ocasiones hongos o algunas plagas tienden a desaparecer.

Plantas de casa
En todo hogar es frecuente el uso de plantas, ya sea como compañía o para decorar los espacios que frecuentamos. Son tres las formas en que el RESONADOR puede ayudar a crear la atmósfera biótica que las plantas necesitan: la primera es colocando uno bajo la base donde ella se asienta. Otra forma conveniente de ayudar a las plantas a mantener un ambiente completamente vital, es colocar un RESONADOR sobre la superficie de la tierra donde se deposita el agua. Es importante colocar uno transparente para que resista la humedad cuando se la rosea.

La tercera forma de colocar el RESONADOR, para inducir un campo biótico en sus plantas de casa, es colgarlos en diferentes sitios, como si fuesen adornos de navidad. En este caso puede colocar cuantos desee, pero ha de saber que con un par de ellos a diferente altura es suficiente para crear el campo de acción necesario para cubrir la totalidad de la planta.

Actualmente se está experimentando con el uso de RESONADORES para aumentar la capacidad y resistencia natural a las plagas sin tener que usar excesivos plaguicidas o abonos químicos. Desde esta perspectiva los RESONADORES tienen un campo de acción inimaginable. Los resultados de aquellos experimentos que actualmente se están realizando con árboles y variados sembrados, así como la velocidad y el aumento en el índice de crecimiento, serán publicados cuando lleguen a su fin en la página web que el RESONADOR tiene a disposición de quienes lo adquieren.

En floristerías
Las flores ya cortadas poseen una caducidad acentuada y más cuando el ambiente donde se encuentran es cálido y húmedo. Es posible colocar algún RESONADOR bajo el florero donde ellas están depositadas y notará como el tiempo de degradación disminuye ostensiblemente.

RELOJ DE PULSERA
Es muy simple corregir la interacción de la radiación de un reloj de mano con el organismo mismo. Basta colocar un pequeño RESONADOR en el lugar de contacto con el cuerpo para mejorar el campo biótico que produce la interacción con el reloj.

RELOJ DESPERTADOR
Es importante tener en cuenta la presencia de radiación nociva cercana a lugares de descanso. Aunque la gran mayoría de relojes de mesa o de muñeca usan como fuente de alimentación pilas de bajo voltaje, es necesario corregir el ambiente que produce dichas frecuencia de onda.

Debido a la gran cantidad de tiempo en la que permanecemos junto a estos aparatos eléctricos, es necesario e importante corregir la radiación que produce su funcionamiento. Corregir su funcionamiento no es variar las diversas características de la onda de propagación, sino inducir en ellas información biótica en mayor medida, disminuyendo inmediatamente la agresión que dicha radiación provee al cuerpo humano.

TELÉFONOS MÓVILES
La telefonía móvil usa frecuencias de onda correspondiente a un espectro electromagnético bastante nocivo al ser humano. Toda persona con cierta sensibilidad puede dar fe de las molestias que causa la cercanía de un teléfono de estas características o inclusive las torres de emisión o repetición que están inmersas en todas partes, incluso en la ciudad. Sin embargo, es imposible detener el avance tecnológico, lo que lleva a la conclusión de que es importante aumentar la resistencia orgánica al desequilibrio que ésta provoca.

Debido a la nocividad de la radiación que producen estos aparatos es importante, en la medida de las posibilidades, intentar emparentar los RESONADORES haciendo parejas con las caras que tiene la espiral roja cuyo trazo está completo. La colocación emparentada de la mayor cantidad de RESONADORES ayuda a limpiar la nocividad de la onda electromagnética y evitar las consabidas molestias y peligrosas consecuencias que ellas proveen al cuerpo humano.

El RESONADOR no modifica la frecuencia de onda, pues de hacerlo se perdería la cobertura inmediatamente pero sí introduce en la señal información de equilibrio, de igual manera que una pantalla de color introduce en la luz de una lámpara de noche su propio tinte. La información neguentrópica, o de equilibrio, armonía y estabilidad puede ser introducida de tres maneras: directamente al aparato y así a la radiación que produce el móvil al ser corregido con RESONADORES; creando un “campo de acción” espacial en el medio ambiente donde se encuentra la persona y el aparato (por ejemplo corrigiendo la habitación o oficina); o corrigiendo el cuerpo humano debidamente (colocando RESONADORES en el cuerpo a la altura del plexo solar).

Recordamos que cada organismo humano posee una específica respuesta al reordenamiento que el envenenamiento que la radiación electromagnética produce. Algunos, por no decir la gran mayoría, acusan dificultades para responder a dicho envenenamiento, razón por la cual el uso de RESONADORES es una herramienta ideal para incentivar la respuesta biótica a la radiación. Es claro para cualquier individuo que, por ejemplo, cada quien posee un sistema inmunitario o respiratorio más fuerte o débil que las demás personas. Así, el frio, el viento o la humedad, puede producir una reacción desfavorable según sea la respuesta de cada organismo. Habrá alguno, que rápidamente se reponga de un catarro y otro que reaccione más lentamente a una curación.

Así mismo actúa la información del RESONADOR con los organismos biológicos. En todos ellos el RESONADOR aumenta la respuesta a todo proceso degradativo y por ende a cualquier tipo de enfermedad. Sin embargo, es innegable que el ambiente está plagado de toda suerte de radiaciones que fastidian más o menos la capacidad de respuesta biótica; aumentar la capacidad natural de respuesta a la enfermedad es una coherente forma de crear salud.

TELEVISORES
El campo biótico producido por los RESONADORES convenientemente colocados, “limpia” la señal electromagnética que finalmente recaerá sobre el espectador. El cuerpo no será agredido como sí lo era sin el filtro que el RESONADOR provee. El continuo uso de de aparatos eléctricos convenientemente corregidos aumentará ostensiblemente la calidad de vida de cualquier persona.

TRANSFORMADORES
Cada vez es más frecuente usar dispositivos de carga de baterías para diversos aparatos como móviles, palms, equipos de videojuegos, etcétera. Todo transformador lleva anillos de alambre de cobre dispuestos en forma de anillos, lo que genera un campo magnético inducido. Dicho campo, junto al eléctrico, interactúa con los organismos físicos afectándolos. La nocividad sobre el cuerpo de dichas radiaciones ya es un hecho común y sabido, sin embargo, la proliferación y necesidad no permite evitar su uso.

Un transformador correctamente corregido protege de la radiación nociva que acompaña al campo electromagnético que produce su funcionamiento, induciendo un “campo de acción” con información biótica.


ONDAS DE FORMA

Las formas constructivas, debido a su disposición geométrica, es decir localización de vértices, filos de acabado de paredes y de superficies, inducen un tipo de información que puede provocar disociación a los organismos biológicos que viven en dichos habitáculos.

Las formas, y las relaciones entre alto, ancho y profundidad de los espacios que habitamos, producen un tipo de información biótica especial que puede servir para construir, es decir inducir información con sentido de orden o, por el contrario, a inducir caos en los constituyentes biológicos.

Los ángulos en que la paredes terminan respecto al techo o al suelo, es también foco de un nivel de bioticidad o de ausencia de él. Como se notará, el ser humano está inmerso en un océano de información que es capaz de provocar en él la enfermedad o inducir mayor respuesta a cualquier molestia.

Intentar culpar a constructores de los daños que provoca su falta de acierto en la escogencia de cánones correctos para construir habitáculos es erróneo y una solución falta de sentido. Acusar a los fabricantes de televisores y de ordenadores, o a los creadores y propulsores de las tecnología inalámbricas de intoxicación por radiación, es una circunstancia que está muy lejos de cobrar fuerza y que es también errónea para los habitantes del mundo en general.

Hace ya tiempo el ser humano se desconectó de una forma noble y simple de convivencia con el medio ambiente, con la naturaleza. La tecnología y los avances de todo tipo producen mayor calidad de comodidad pero, desafortunadamente, traen con ellos mismos problemas insolubles de variados tipos. La sobrepoblación requiere de una proliferación de construcción vertical. Dicha proliferación aunada con el sentido de provecho personal de constructores, impiden ofrecer un ambiente biótico a quienes ocupan las viviendas. El sólo hecho de diseñar con base con ciertas proporciones armónicas los edificios y las construcciones en general, proveería a sus habitantes de una mejor respuesta al estrés y a muchos síntomas degenerativos que provocan innumerables molestias y enfermedades. La forma, por el sólo hecho de servir de límite a la información que conforma los cuerpos orgánicos o biológicos, posee así mismo una información que la interrelaciona con cada una de las partes que ella agrupa. Siendo así, una forma armónica provee armonía al entorno. La ausencia de sentido estético y de medios dignos para promover espacios con diseños sanos, involucra al ser humano en un torrente de superficialidad.

La gran mayoría de ambientes constructivos no cubren una mínima parte de la estética con la cual se conforma la naturaleza misma, y ello lleva a que las formas contengan una información completamente nociva. No es el objeto de este libro ahondar en dicho tema, pues es apenas un elemental recurso de información sobre la influencia de radiaciones que el cuerpo humano recibe.

La desarmonía producida a causa del desequilibrio de las formas en ambientes habitados, es posible de ser corregida gracias a RESONADORES convenientemente dispuestos tal como se muestra en la figura anterior, para crear así atmósferas bióticas correctamente concebidas.


RADIACIÓN TELÚRICA

La tensión que provocan las diversas fuerzas que componen los estratos terrestres, genera un tipo de ionización que también afecta al ser humano. Es posible que un sistema biológico sea afectado por la tensión de los estratos en tensión y no por la ionización de cauces de agua subterránea, de la misma manera en que el sistema inmunitario responde con mayor eficiencia a evitar la propagación de un tipo especial de bacteria y no de otro.

Las diversas capas que componen los estratos geológicos están siempre en movimiento, están vivos. Dicho movimiento, desde el que opera a causa de las placas tectónicas, al que acontece por el asentamiento progresivo de un edificio, provoca esfuerzos de compresión muy grandes que inducen un tipo de información de tensión que se trasmite como información desordenada al cuerpo humano y le afecta.

Es prácticamente imposible evitar el movimiento propio de la tierra o evitar el que se viva en edificios. Por ello es imprescindible otorgar a los ambientes de descanso y trabajo de un ambiente de renovación y vitalidad. Los RESONADORES tienen la propiedad de interactuar con la información de equilibrio que reside en el ser humano y dotarle de una especial armonía, vitalidad y equilibrio a sus componentes.

La forma como es posible corregir la radiación telúrica a la que estamos constantemente envueltos es similar a la que se anoto en el tema anterior. La correcta colocación de RESONADORES permitirá crear el ambiente biótico esencial para la vida humana. En el caso de paredes, techos o suelos con grietas, debe arreglarse el lugar en cuestión y luego colocar RESONADORES según sea el tamaño la necesidad del lugar.


3-3 PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES

COMO PREVENCIÓN Y AYUDA PARA VARIADAS MOLESTIAS FÍSICAS Y ENFERMEDADES

Para entender más fácilmente la operatividad del RESONADOR, el lector deberá visitar el enlace a la página FUNCIÓN, cuyo tema esencial es la explicación del modelo físico sobre el que se sustenta su funcionamiento. Sin embargo, es importante anotar, antes de iniciar las explicaciones de la interacción con los seres orgánicos, que la enfermedad puede definirse de variadas maneras.

Por ejemplo, la enfermedad puede sustentarse en el desequilibrio bioquímico del sistema, razón por la cual es necesario introducir una serie de agentes externos con el fin de lograr nuevamente la armonía del cuerpo.

También, la enfermedad, puede ser definida como la somatización consciente o inconsciente que un sistema orgánico genera debido a la errónea actividad de la mente. En este caso, es necesario buscar las causas del desequilibrio psíquico y llevar a que el individuo mismo, mediante la comprensión de su propia naturaleza o del acontecer sobre el que lleva su vida, obtenga la comprensión interior que lleve a la posterior recuperación que su organismo requiere.

También es posible definir que la enfermedad en un sistema orgánico es un exceso de entropía más allá de un factor de degradación normal. Es decir, la entropía, definida como grado de desorden de la materia, produce, gracias al constante intercambio entre sistemas de información cerrados (seres orgánicos), una actividad normal de degradación a la que denominamos envejecimiento.

Sin embargo, cuando la degradación del sistema opera más allá de unos límites permitidos y la entropía del sistema aumenta, entonces aparece la enfermedad a nivel físico. Advierta como, por ejemplo, cuando usted está sano no nota el cuerpo, es decir, detecta sus miembros, los órganos y sus funciones, la respiración, etcétera, pero no detecta sentido de diferencia entre ellos. Mientras usted esta sano del estómago no tiene porque notarlo; mientras no esté enfermo de la musculatura, en cualquier parte del cuerpo, jamás notará la presencia del músculo, y si la nota no habrá dolor. La enfermedad física o psicológica nace con la aparición del aumento de sentido de diferenciación en cualquier función orgánica física.

Note como su salud psicológica aumenta en la medida en que posee una mente más calma, es decir, una mente proclive a no crear excesiva actividad mental. La excesiva actividad mental aumenta los procesos de cognición con el consecuente gasto de energía física en forma de estrés, por ejemplo.

La entropía es sinónimo del aumento de partes en un sistema cerrado. Entre más actividad haya en un sistema hay mayor posibilidad de generar desorden. El aumento de gasto de energía provoca calor, que a su vez genera mayor entropía. Una entropía muy alta significa amplitud en el intercambio de energía y de la información que en ella reside. Una entropía muy baja implica intercambio de información sin que en el sistema exista excesivo desorden y, por lo tanto, gasto de energía.

Todos los seres vivos se deterioran. Comer deteriora pues produce calor, no comer deteriora pues impide que el sistema posea energía para intercambiar. Nada en la naturaleza puede huir de la entropía, al amento de desorden, de diferenciación. Al parecer, cada ser humano, cada órgano constitutivo del ser humano, inclusive cada célula, posee un factor de entropía específico, que impide su eternalización: vivir nos lleva definitivamente a la muerte; está es la única certeza con la que se nace.

Suele denominarse antientropía o neguentropía, a la facultad de un sistema de intercambiar energía o información con otros sistemas sin decaer en la degradación excesiva del sistema. Desafortunadamente no puede ser explicado como en un sistema cerrado puede haber gasto, debido al intercambio con otros sistemas, sin que exista un ingreso de energía o aportación externa de información a él mismo. Esta apreciación última va en contra de la más importante de las leyes de la física, es decir, de la segunda ley de la termodinámica: la integral cerrada de calor es siempre constante, esto es, que todo organismo mantiene siempre constante la energía de sus sistema, pues la que sale, gracias al intercambio con otros sistemas, debe estar siempre compensada por otra que entra.

La antientropía o neguentropía, se ha implantado en los círculos de investigadores de la naturaleza como un factor importante de tener en cuenta para generar una mejor calidad de vida, pues implica la aportación sin gasto. La consecuencia de la aportación sin gasto lleva rápidamente al hecho de que el individuo no es necesariamente un continuo de energía que evoluciona gracias al intercambio con los demás sistemas cerrados, sino a que el individuo esencialmente goza de la condición ya propia de integración con todas las cosas. Basta la entropía de la mente sea mínima y el universo debe experimentarse como un continuo indiferenciado.

El RESONADOR, como aplicación al aumento de calidad de vida en seres orgánicos, fomenta la disminución de la actividad entrópica del sistema, induciendo una reacción natural de equilibrio ante las enfermedades o el dolor.

La función del RESONADOR no es curar, tal como lo busca hacer un remedio químico, pero sí fomenta la neguentropía del sistema. Es el sistema mismo quien reacciona y quien ya posee en sí mismo la propia facultad antientrópica, al igual que el sistema inmunitario fomenta su actividad de reacción, que ya es propia, ayudado por una vacuna que se introduce en la sangre.

EN EL PLEXO SOLAR
El plexo solar es una zona que nuclea innumerables terminales nerviosas. Note como ante el miedo, susto o alegría una persona suele llevarse las manos sobre el estómago, justo bajo el esternón, junto con la consabida sensación de vacío que allí se produce.

El plexo solar es una zona en la que se mide el nivel de reacción del organismo con los diversos agentes externos. Es la puerta por donde ingresa la información que nuestros sentidos detectan y que la mente interpreta.

La fragilidad de esta zona es evidente en personas que están expuestas a excesivas radiaciones nocivas externas, o en aquellos que poseen una sensibilidad aguzada y son capaces de compartir el dolor físico o psicológico ajeno sin medida alguna.

En ocasiones la excesiva sensibilidad de la zona puede llegar a producir dolor o vacío. Por ello puede llegar a ser necesario el uso de dos RESONADORES. Puede inclusive sentir al comienzo de su uso un pequeño mareo, pero finalmente desaparece al permanecer con el RESONADOR cerca de su cuerpo.

El RESONADOR induce una respuesta de equilibrio ante la nocividad de cualquier tipo de radiación que entra al sistema por esa zona y, por lo tanto, induce mayor calidad de vida en quien lo usa.

PARA CORTADAS DE PIEL
Además de usar todos los medios de ayuda ya conocidos para desinfectar y cicatrizar, pruebe colocar el RESONADOR sobre una herida. Notará cómo aumentará vertiginosamente la capacidad del cuerpo para crear orden, esto es, para armonizar el sistema y aplacar la molestia o el dolor.

SOBRE UNA HERIDA
La cualidad antientrópica del RESONADOR, es decir, la tendencia natural hacia el equilibrio sin gasto de energía, induce un aumento de armonía como respuesta a la degradación de la zona afectada, produciendo una tendencia a la disminución del dolor y una mejora de los sistemas de reconstrucción de tejidos.

COMO VITALIZANTE
Hay zonas claves del cuerpo que conviene mantener equilibradas, pues desde allí se vierte salud a las restantes zonas del cuerpo. Observe cómo caminar descalzo sobre el césped genera finalmente una grata sensación de bienestar. En este caso, las plantas de los pies se convierten en un lugar de intercambio de energía con la tierra misma y de descarga eléctrica estática del cuerpo.

Colocar un RESONADOR en los zapatos, inclusive bajo la lengüeta, para evitar que se note o moleste, puede llegar a convertirse en una hábito que produce un gran bienestar. La irradiación proveniente de la tierra pasará primero a la zona de equilibrio y armonización del “campo de acción” que produce el RESONADOR, y permitirá “filtrar” la nocividad de la radiación. Además, el cuerpo responderá induciendo vitalidad al sistema y, por ende, calidad de vida.

PARA LOS DOLORES DE CABEZA
Los dolores de cabeza son cada vez más comunes en nuestra sociedad. El estrés y el alto índice de tensión psíquico son uno de los mayores causantes de todo tipo de enfermedades.

Con una mínima sensibilidad que usted posea, podrá notar el “campo de acción” equilibrante del RESONADOR en cualquier lugar del cuerpo, aunque este dolor sea producido por un traumatismo externo.

Puesto en la frente o a la altura de la nuca, y manteniendo una posición suficientemente cómoda, podrá ser testigo del equilibrio que se produce en el interior de la cabeza. El RESONADOR siempre lleva a equilibrar el campo sobre el cual se sitúe, y a disminuir la entropía, esto es, el grado de desorden que produce el dolor estructural, es decir, el producido y experimentado en el cuerpo.

PARA EVITAR EL JET LAG
Una de las condiciones más molestas a las que nos sentimos obligados a mantener es la relacionada con la permanencia en los aviones. La falta de humedad en el ambiente y especialmente la falta de renovación de aire producen un alto nivel de ionización del ambiente. Sumado esto a los continuos campos electromagnéticos que operan en el habitáculo, el avión se convierte comúnmente en uno de los más tóxicos sitios de permanencia, especialmente en vuelos transcontinentales o interoceánicos.

Es frecuente el mareo en pasajeros que duran mucho tiempo en aviones, que se parecen al malestar general del organismo por permanecer largas horas en lugares poco bióticos, como por ejemplo dentro o cerca de grandes subestaciones eléctricas o cerca de transformadores eléctricos. Para estos casos, y en este caso por experiencia propia, debido a la cantidad de vuelos que permanentemente realizo, el RESONADOR es un arma bastante eficiente para los dolores de cabeza y malestar general que provoca permanecer durante largos trayectos a altas alturas en un avión.

PARA MEJORAR LA PIEL
Esta condición de los RESONADORES es tal vez una de las más interesantes para las damas, pues tiene que ver con el cuidado de su piel.

La gran cantidad de cremas para uso corporal existentes en el mercado tienen como objeto primordial mantener una calidad de piel juvenil y preservarla del envejecimiento que produce el paso del tiempo.

Las cualidades básicas del RESONADOR, es decir, su alta capacidad biótica, promueve un altísimo nivel de equilibrio en cada uno de los componentes con los que se fabrica una crema cualquiera. Así entonces, aplicar un RESONADOR sobre la superficie del tarro que contiene el producto, o simplemente depositarlo sobre un RESONADOR, actualiza la información armónica que éste posee por naturaleza y trasfiere su información a los ingredientes que constituyen la crema.


OTRAS APLICACIONES

Son múltiples las aplicaciones del RESONADOR. Gracias a la naturaleza con la que está diseñado, puede interactuar con todos los seres vivos e inducir un nivel de equilibrio y recomposición vital de la zona en afectación. Pueden existir aún más facetas en las que pueda ser usado; basta probarlo para notar sus bondades.

Intente investigar con detenimiento cualquier prueba a la que el RESONADOR sea solicitado. Lo más importante es que intente hacer las mediciones con el propósito claro y neutro de querer aprender de una manera sana. El RESONADOR funciona por él mismo, pero la base temperamental sobre la que usted lo estudia puede llegar a influir, al igual, por ejemplo, a cómo influye en sus relaciones interpersonales creer o no en la bondad humana o en el hecho de creerse más importante por tener más dinero.


4-COLOCACIÓN

El RESONADOR posee dos caras: en una de ellas podrá notar en color rojo el continuo desarrollo de una espiral; en la otra cara observará en color verde, el continuo desarrollo de un septil circunscrito en un círculo, es decir, de un círculo subdividido en siete partes.

Ambas formas, gracias a las condiciones de diseño, proveen un campo biótico de extrema intensidad. Es frecuente el uso del RESONADOR solo y emparentado o enfrentado, es decir, ya sea uno sólo o dos de ellos puestos convenientemente uno al frente del otro.

Es frecuente, cuando se usa el RESONADOR en un plano vertical, que la parte de arriba sea aquella donde se unen el desarrollo externo de la espiral con uno de los ejes del septil.

Cuando la superficie del RESONADOR se sitúa en un plano vertical, por ejemplo, una pared o una ventana, es necesario, que en la parte superior, es decir, en el eje vertical, converjan tanto el final del desarrollo de la elipse con uno de los ejes del septil.

Cuando es necesario corregir un plano horizontal, como es por ejemplo al disponerlos en el suelo o en el techo, es mejor situar el RESONADOR con su final externo del desarrollo de la espiral en unión con uno de los ejes del septil, en dirección norte.

Esta disposición es válida ya sea para RESONADORES solos o emparentados dispuestos en cualquier plano horizontal.

RESONADORES EMPARENTADOS

Los RESONADORES deben emparentarse siempre por el dibujo de la espiral. Cuando se sitúen, no importa en que plano, dos RESONADORES, éstos deben siempre mirar entre las espirales, es decir, los septiles deben siempre quedar contra las superficies y las espirales enfrentadas, razón por la cual entre los RESONADORES que se proveen con pegante para situar sobre superficies lisas, siempre éste viene en la cara más cercana al septil.

5-COMPRAR

http://www.resonador.com/html/comprar.html

http://www.libreriaverde.com/index.php?cPath=190_192&osCsid=f9381d30f7717d7259c52f9b82d37254

6-TESTIMONIOS

http://www.resonador.com/html/testimonios.php

7-RESONADOR DESKANSADOR

Toda enfermedad es la expresión de un desorden del cuerpo o de la mente y por ello estar cerca de un Deskansador puede favorecer la recuperación de cualquier enfermedad.

¡¡¡Aprovecha el beneficio de las cosas simples!!!

Dolor de cabeza, migrañas, dolores musculares, articulares, insomnio, desórdenes de cualquiera de los órganos internos tales como riñones, corazón, páncreas, pulmones, etc, lesiones, fracturas, post-operatorios, incontinencias, molestias de la menstruación, tumores, fibromialgia, o cualquier otra de carácter físico, mental o emocional pueden mejorar.

Misión

Nuestra misión es divulgar la existencia de este producto para que cada vez más personas puedan disfrutar de un producto económico y solidario, que puede mejorar la calidad de vida de niños, adolescentes y mayores.

¿En qué consiste?

El Deskansador es un artículo destinado al bienestar de las personas, basado en un conjunto de formas cuya condición de diseño, forma, colores, medidas, materiales y posición irradian información de orden y equilibrio.

Cuando una estructura orgánica, un ser vivo cualquiera, entra en contacto con el campo que el Deskansador crea por si mismo, disminuye la velocidad de degradación (envejecimiento y desorden) y por el contrario promueve y favorece su regeneración y conservación.

Por lo tanto algunos de sus efectos son:

  • Favorece el descanso y la recuperación de cualquier organismo.
  • Potencia la vitalidad autocurativa propia de los seres vivos, con todo lo que ello significa de recuperación de la salud.
  • Equilibra o anula el efecto nocivo de las ondas de forma, producidas por aparatos electromagnéticos (TV, teléfonos, ordenadores, antenas, microondas, electrodomésticos, aire acondicionado, fotocopiadoras, faxes, etc.)
  • Equilibra o anula los efectos nocivos de las construcciones mal estructuradas o “enfermas”, impidiendo que el efecto nocivo de ángulos, grietas o vértices nos perjudiquen.
  • Ordena o provee de mayor orden a aquellos organismos que entran en contacto con su campo de acción.

¿Porque funciona?

Toda forma u objeto se relaciona con todos los restantes. Así, todos sabemos que la ubicación de un edificio, sus formas, su orientación y los materiales con los que está construido, tienen una influencia concreta y afectan de una determinada manera a las personas.

Cualquier objeto emite lo que se conoce como ondas de forma, y en nuestro entorno hay objetos que favorecen y promueven la vida y otros que la deterioran, que tienden al cambio y a la degradación.

En el caso del Deskansador son las formas, su diseño, la relación existente entre ellas, sus medidas, colores y materiales las que crean un campo donde predomina el orden, el equilibrio y la armonía en lugar del caos el desorden y el desequilibrio propios de otros ambientes.

La información que el Deskansador imprime a los cuerpos sobre los cuales influye, dota a éstos de mayor permanencia y estabilidad, retardando el proceso normal de degradación que opera por el normal intercambio de energía de los seres vivos.

Aplicaciones.

Deskansador

Las principales aplicaciones que proponemos son en el descanso, los vehículos y los espacios particulares y comunes, puesto que es en estos sitios donde más horas al día permanecemos.

Dado que experimentamos la vida como un continuo cambio y la vivimos como un tránsito hacia la degradación, en cualquier dirección que observemos podremos darnos cuenta que existe la tendencia al desorden, a la entropía y a la decadencia, tanto de los seres vivos, como de los que aparentemente no lo son.

Por ello podemos afirmar que todo proceso de vida está inmerso en un cierto grado de desorden que acaba con cualquier ser u objeto.

Ello hace que las aplicaciones del Deskansador puedan ser muy numerosas, si bien aquí vamos a centrarnos en algunas de las más beneficiosas para las personas y seres vivos.

Algunas de las aplicaciones son:

  • Descanso: Actualmente no hay muchas personas que vivan de acuerdo con el orden y los ciclos propios de la naturaleza. Más bien tendemos a vivir en zonas con mucha contaminación, rodeados de muchos aparatos electromagnéticos de todo tipo, con altos niveles de ruido, con horarios poco coherentes con los ciclos de la vida y sin tener en cuenta la orientación de las viviendas, ni si su ubicación en el espacio es la más adecuada, etc.Todo ello favorece a que descansar no sea fácil para muchas personas. No descansar bien genera muchos conflictos físicos, emocionales y mentales de todo tipo a las personas.Disponer de un Deskansador debajo del colchón favorece un sueño más recuperador, con todo lo que ello supone, y lo hace ideal para cualquier persona y especialmente para personas con algún síntoma de falta de salud, así como para los adolescentes, los niños y las personas de más edad.
  • Vehículos: Por la forma de vivir y trabajar muchas personas nos pasamos innumerables horas dentro de un espacio reducido, con mucha toxicidad electromagnética. Su gran cantidad de cables, sistemas eléctricos, electrónicos y mecánicos no dejan de emitir continuamente información poco biótica que perjudica al ser humano. Coches, camiones, furgonetas, excavadoras o cualquier vehículo en general, son espacios donde se favorece el cansancio, el dolor muscular, el dolor de cabeza etc.Disponer de uno o dos Deskansadores dentro del vehículo colocados próximos, le permitirá a su organismo cansarse menos y recuperarse mejor de sus largas jornadas en contacto con espacios muy sobrecargados, como pueden ser los vehículos de trabajo, tanto si son coches, furgonetas, camiones o maquinas industriales de cualquier tipo.
  • Equilibrio de espacios particulares como salones, habitaciones, jardines.Nuestros espacios residenciales suelen ser cada vez más receptáculos de hormigón armado, dentro de los cuales existen una considerable cantidad de aparatos eléctricos y electrónicos, que emiten gran cantidad de ondas perjudiciales para muchas personas.Colocar varios Deskansadores encarados en los espacios donde vivimos, de forma que permanezcamos dentro de su campo de influencia, nos mantendrá en contacto con información de orden y equilibro, que nos ayudará a vivir con menos entropía (desgaste) y nos protegerá de los campos electromagnéticos generados por nuestra apreciada tecnología.
  • Equilibrio de espacios comunes: Actualmente las oficinas, fábricas y talleres suelen estar repletos de aparatos electromagnéticos de todo tipo, con los que nos toca convivir durante muchas horas diarias (teléfonos fijos y móviles, conducciones eléctricas por todas partes, ordenadores, fotocopiadoras, faxes, aparatos de aire acondicionado y un sin fin de maquinaria de todas clases). Convivir continuamente con tantos aparatos de todo tipo favorece la degradación de los sistemas más sensibles para los seres humanos.El Deskansador nos permite usar todos los aparatos que necesitamos, sin tener que sufrir las molestias de las ondas electromagnéticas que perjudican notablemente nuestro sistema físico. Así mismo, nos protege de las geopatías que puedan existir en los ambientes donde trabajamos.
  • Otras aplicaciones: Puedes ver otras aplicaciones mas detalladamente en el Libro del resonador sátvico.

Beneficios

Las personas, al utilizar el Deskansador se ponen en contacto con un espacio donde prevalece la información de orden y equilibrio, en lugar de la entropía y el caos habitual que suele regir nuestra vida.

Es por ello que al estar en contacto con información de orden y equilibrio, todos nuestros sistemas empiezan a funcionar de forma más eficiente, con más vitalidad y de forma más saludable.

El Deskansador imprime información que favorece mayor vitalidad, y despierta la auto-recuperación del sistema, con lo que al utilizarlo puede notar que se siente con más vitalidad, más descansado por la mañana, así como detectar cambios importantes en su cansancio al final de su jornada de trabajo, o bien notar que al cabo de unas semanas o meses desaparecen molestias como dolores de cabeza, migrañas, estrés, dolores musculares o articulares, insomnio y fibromialgía entre otros.

Durante los primeros días de usarlo puede detectar cambios en las horas de sueño, puede que duerma algo más, o algo menos, y que sea más consciente de los sueños. Son cambios normales que desaparecen al cabo de unos días. Ello significa ya de por sí que está percibiendo la nueva información emitida por el Deskansador.

Colocación

El Deskansador debe colocarse siempre de forma que mirándolo pueda leerse la palabra “Patentado”. En el caso de colocarlo plano (en la cama por ejemplo), la palabra debe colocarse en dirección a los pies y que sea legible.

Cuando lo colocamos verticalmente debe poder leerse, y por tanto quedará la palabra abajo a la derecha.

Por lo tanto, la palabra patentado siempre debe estar en dirección al campo que deseamos afectar.

En caso de colocar dos o cuatro de ellos emparentados, debemos colocar uno frente al otro de forma que cuando miremos a cada uno de ellos podamos leer el mencionado “patentado”.

Campo de acción

Cuando utilizamos únicamente uno, este establece un campo consistente en un semicírculo de unos 2,5 metros de diámetro y 1,25 metros de radio aproximadamente.

Si colocamos dos de forma emparentada, es decir, uno frente a otro, se establece un campo consistente en un cilindro de 2,50 metros de diámetro.

Así mismo, si en una habitación de más de 2,50 metros de pared colocamos cuatro, dos en cada pared encarados, cerramos todo el campo del citado receptáculo en una dimensión, pudiéndose llegar a cerrar las tres dimensiones si ello fuera preciso, (alto, ancho y largo).

Modelo de utilidad

El DESKANSADOR es una aplicación práctica del RESONADOR SATVICO, que es un artículo PATENTADO exclusivamente para uso personal y doméstico, estando protegido por las leyes de propiedad industrial e intelectual. Dicha protección incluye, entre otros, todos los derechos sobre la comercialización, explotación, reproducción, transformación, divulgación y distribución del RESONADOR.

Cualquier otro uso que no sea el únicamente personal y doméstico, ya sea comercial, industrial, profesional, agrícola, ganadero o cualquier otro, queda expresamente prohibido sin la autorización previa y por escrito del propietario de la patente del país donde se distribuye

http://deskansador.com/inici.php

Anuncios

Acerca de sonopuntura.com
Investigación sobre sonido y vibraciones en la salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: