Nendo Dango: esparcir semillas es el futuro del mundo

Sembrar con los Nendo Dango – las bolitas de arcilla que salvarán al mundo.

Agricultura Natural: Método Fukuoka

Nendo Dango                                                                                 Masanobu Fukuoka

El método de cultivo natural del japonés Masanobu Fukuoka es muy fácil, práctico y económico. Consiste básicamente en mezclar semillas con arcilla. Después hacer bolitas y dejarlas secar (la arcilla protege a las semillas).  Una vez secas, se arrojan sobre la tierra. Con las lluvias, la arcilla se deshace y las semillas germinan.

La técnica se puede utilizar en grandes superficies tal y como hacía el maestro Fukuoka o simplemente para cultivar tus propias plantas en jardines o macetas. El sistema de agricultura natural, citando sus propias palabras, “es el cultivo natural basado en una naturaleza libre de la mediación y de la intervención humana”.

El método de siembra básicamente funciona junto a la naturaleza y no en contra. Se hace una profunda observación de la procesos naturales en lugar de trabajar mucho. Fukuoka desarrolló su estudio a partir de la intuición de que gran parte de los trabajos que los seres humanos realizamos, hoy en día, para cultivar requieren mucho esfuerzo innecesario, además de ser muy destructivo para el medio ambiente.

Se hace, entonces, hincapié en el no-hacer o intervenir lo mínimo posible, dejando que la naturaleza potencie los resultados en condiciones óptimas de vitalidad. El sistema supone así una visión más amplia de la relación entre procesos agrícolas y fenómenos naturales.

Principios de trabajo

No arar: de esta forma se mantiene la estructura y composición del suelo con sus características óptimas de humedad y nutrientes.
No usar abonos ni fertilizantes, ni productos químicos: la fertilidad del terreno de cultivo se regenera como en cualquier ecosistema no intervenido.
No eliminar malas hierbas ni usar herbicidas: la interacción de las plantas enriquece y controla la biodiversidad de un suelo.
No usar pesticidas: La presencia de insectos puede equilibrarse naturalmente.
No podar: dejar a las plantas seguir su curso natural.
No  regar: es la lluvia la encargada de satisfacer las necesidades de las plantas.

NENDO DANGO – BOMBAS DE ARCILLA DE SEMILLAS

Para mejorar la producción de la Naturaleza con la menor intervención posible Fukuoka ideó un sistema que permite sustituir el arado así como los espantapájaros y otros métodos:

-Mezclando semillas dentro de bolitas de barro de unos 2 o 3 cm que luego esparcirá por el campo

-Las bolas se desharán con la primera lluvia intensa, y las semillas comenzarán a brotar, hasta entonces protegidas de los animales y el tiempo.

-En la mezcla de semillas vienen incluidas las semillas del cultivo que se desea hacer, junto a otras plantas (principalmente trébol blanco) que germinarán más pronto y crearán una capa fina que protegerá el suelo de la luz, impidiendo la germinación de hierbas, pero no de cereales o lo que se desea cultivar.

-En lugar de arar o desherbar el campo, lo recubre con restos de las plantas cultivadas en la cosecha anterior, de forma que se crea un compostaje natural, que conserva la humedad y los nutrientes e impide la proliferación de hierbas no deseadas.

http://prensalibrepueblosoriginarios.blogspot.com.es/2012/06/sembrar-con-los-nendo-dango-las-bolitas.html


En Avant Garden del Matadero , el grupo Intermediae colabora con la asociación Adespro para enseñar a los niños crear NENDO DANGO, o bombas de semillas.

La idea de nendo dango
Masanobu Fukuoka desarrolló la idea de las “nendo dango” como un método de agricultura natural*, que puede ser aplicado para frenar la desertización*. Es un sencillo sistema que consiste en envolver las semillas en una capa de arcilla, evitando que sean alimento para pájaros, roedores y otros animales. Quedan protegidas a la espera de la época lluviosa, cuando la arcilla absorbe el agua y la semilla utiliza este agua para poder germinar*.
Estas pequeñas bolas con semillas pueden servir como proyectiles para reverdecer los espacios en desuso de las ciudades*: descampados, parterres vacíos, parques o patios de colegios…

Orígenes de los jardines comunitarios en la ciudad
En 1973 Liz Christy, una artista comprometida con la sociedad,  junto con un grupo de activistas ecologistas conocidos como “Green Guerrilla” (Guerrilla Verde) comenzaron a plantar en balcones y parterres vacíos de la ciudad de Nueva York con la técnica de las “bombas de semillas” o nendo dango. Vieron el enorme potencial de muchos de los espacios en desuso de los barrios, y en diciembre de ese mismo año se dirigieron oficialmente al gobierno de la ciudad para encontrar una manera legal de utilizarlos como jardines. Decenas de voluntarios limpiaron escombros, prepararon la tierra, instalaron vallas y comenzaron a plantar. Muy pronto en estos jardines se impartieron talleres en los que se experimentaba y se aprendían técnicas variadas para lograr que la vegetación creciera en condiciones hostiles. El jardín se convirtió en un recurso para la ciudad, la idea se extendió, y rápidamente otros jardines empezaron a funcionar. En 1986 el jardín donde comenzó la iniciativa fue dedicado a la memoria de su fundadora, Liz Christy.

Enlaces recomendados

www.lizchristygarden.org
www.guerrillagardening.org
www.redpermacultura.org

http://intermediae.es/project/intermediae/blog/bombas_de_semillas_nendo_dango__avant_garden

Nendo Dango significa bolas de arcilla en japonés. Este método de reforestación, que permite sembrar millones de semillas a bajo coste, fue ideado por Masanobu Fukuoka en los años 60. También se le conoce con el nombre de pildorización. El padre de la agricultura natural, y uno de los máximos inspiradores de la permacultura, lo creó para “mejorar la naturaleza y convertir los desiertos en bosques”.

Se trata de hacer bolas pequeñas de arcilla, con semillas de diferentes especies de árboles y arbustos, y esparcirlas sobre el terreno. La capa de arcilla, una vez seca, evita que las semillas se conviertan en alimento de pájaros, roedores y otros animales, y es la lluvia la que libera a los futuros árboles de su cascarón y les ayuda a germinar.

El Nendo dango es mucho más eficiente que los métodos tradicionales de reforestación, porque alrededor de 2% de las semillas plantadas con nendo dango germinan, frente al 0,2% que lo hace mediante otros sistemas. Y es mucho más barato que la plantación con arbolitos obtenidos en un vivero.

¿Qué ingredientes lleva?

El nendo dango es un método de siembra. Consiste en envolver diferentes semillas de árboles, arbustos y herbáceas en una mezcla de arcilla, agua, fertilizante y algún repelente natural. Se consigue una masa blanda, que se puede manipular, modelar y disfrutar. Una vez secas, las bolas permiten mantener frescas y protegidas a las semillas cuando se esparcen por el campo, y siguen permaneciendo a salvo de los animales y del sol hasta que llegan las lluvias que hacen germinar las semillas interiores. Las herbáceas brotan con más facilidad (primero las leguminosas, después las gramíneas) y comienzan a crear el humus que fertiliza la primera capa de tierra. Facilitan la tarea a las plantas más lentas: arbustos y árboles.

Es muy importante que haya mucha variedad de semillas. Y que las semillas sean de plantas autóctonas.

Se usará preferentemente tierra arcillosa de la comarca. Si no es posible conseguirla, se puede preparar la tierra mezclando arcilla roja pura en polvo y sustrato para plantas o tierra del lugar, siendo el doble la cantidad de arcilla que de sustrato o de tierra.

Al mezclar las semillas, incluir semillas del cultivo que se desea obtener, junto a otras plantas (principalmente trébol blanco) las cuales germinarán más pronto y crearán una capa fina que protegerá al suelo del sol.

Se mezcla (mejor en seco) los tres productos en la siguiente proporción:
1 taza de semillas (o cualquier otra unidad de volumen), 3 tazas de compost, 5 tazas de arcilla molida. Se rocía con agua  (solo en la cantidad suficiente) para amasar y obtener cierta consistencia. De esa masa se separan las bolitas que luego se dejan secar al sol sobre papel de diario.

Formas de elaboración

Las Bolitas de barro con semilla

Debido a que Fukuoka cultiva entre las hierbas silvestres, para evitar que los pájaros y ratones se lleven sus semillas, Las envuelve en bolitas de barro. Esta ingeniosa técnica puede hacerse de dos maneras: La primera forma consiste en separar las semillas en un recipiente plano o canasta y sacudirlos hacia adelante y atrás, en un movimiento circular. Fino barro en polvo es echado sobre ellas y se les agrega poco a poco una delgada aspersión de agua. Esta forma una bolita de 1.5cm de diámetro.

El otro método para hacer las bolitas es el remojar las semillas por varias horas en agua. Las semillas son removidas y amasadas con barro húmedo, ya sea con las manos o pies. Entonces el barro es pasado a través de malla de gallinero con el fin de separarlo en terrones pequeños. Los terrones se dejan secar por uno o dos días hasta que se pueden enrollar entre las palmas de las manos para hacer las bolitas.

Idealmente cada bolita contiene una sola semilla. La lluvia o riego hará germinar las semillas que contienen su sustrato, alimento y protección en las bolitas de tierra. De esta manera Fukuoka siembra al boleo granos y vegetales entre otras plantas, hierbas o árboles, como si frueran silvestres.

http://www.tierramor.org/Articulos/fukuoka.htm

Cuando es mejor sembrar

La mejor época de preparado de los nendo dango es con el calor del verano.

Es más fácil el secado tanto de las semillas como de la arcilla. Para su lanzamiento, hacerlo en otoño-invierno, antes de las lluvias.

Antes de las lluvias de estación se tira al voleo las Nendo Dango. Después confía en la Naturaleza! Ella hará el resto!

No es aconsejable conservar los nendo dango más de 5 meses.

Fuente: http://www.nendodango.org/quees.html

VIDEOS

Mini reportaje sobre Fukuoka y su innovadora forma de cultivar.
Entrevista de una hora a Fukuoka en su granja en inglés con subtítulos en castellano

Nendo Dango. La semilla del cambio.

Jornada de reforestación popular en la que se procedió a la siembra de más de 1.500 bellotas de roble, empleando la técnica del nendo dango. 22 de noviembre de 2009.
El primer paso en el proceso de restauración ambiental de este bosque ribereño de la Bahía de Santander, localizado en la desembocadura de la ría del Carmen y Boo.
Se muestra el proceso de elaboración del “nendo dango” (bolas de arcilla) y la marcha procesional para la dispersión de las semillas al ritmo de la música.
-Por Asociación Ria-

Libros

Manual de reforestación con Nendo Dango leer

La revolución de una Brizna de Paja leer

La Revolución de una Brizna de Paja descargar

La Senda natural del Cultivo leer

La Senda natural del Cultivo descargar

La Senda natural del Cultivo descargar

Manual de reforestación con Nendo Dango leer

Acerca de sonopuntura.com
Investigación sobre sonido y vibraciones en la salud

2 Responses to Nendo Dango: esparcir semillas es el futuro del mundo

  1. Gines dice:

    Es sorprendente esta técnica de forestación, espero experimentarla en Bolivia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: