Empieza con la meditación simple

33 Beneficios de la meditación

Mi experiencia con la meditación es muy reciente y también muy satisfactoria.

Me llegó como un preciado consejo para ayudarme a encontrar el equilibrio, tras haberme descentrado en los últimos meses.

Busqué por internet donde meditar en Barcelona y empezó mi camino, que voy a detallar por si puede servir de ayuda.

Existen muchas páginas donde te dan consejos, puedes incluso escuchar meditaciones, etc. pero pocas páginas te cuentan cómo superar los obstáculos que puedes encontrar.

Espero que mi experiencia pueda ayudarte a empezar a practicar.

Meditación Zen

Encontré un lugar donde daban una primera clase gratuita de meditación Zen.

No fue lo mío, el tener que hacer unos rituales para entrar a la sala, que me corrigieran la espalda continuamente, y hacer una hora de meditación en el suelo el primer día con un descanso de 5 minutos no me gustó. Los ví muy rígidos y estrictos y todos de negro además (¡qué yuyu!)

Definitivamente la meditación Zen, no iba conmigo.

Meditación Kadampa

El centro Kadampa ofrecía meditación gratuita también. Era una meditación guiada de relajación, podías hacerla en el suelo o en silla. El centro me gustó aunque ví que tenía esculturas y altar budista. Pregunté al chico encargado y me dijo que sí eran budistas pero que permitían la entrada a todo el mundo y que no hacía falta ser budista para recibir las enseñanzas.

Además empezaba un bono de 21 días para meditar, justo lo que yo necesitaba. Me pareció mucho más flexible y me apunté. Costaba 32 euros así que pensé que valía la pena.

Fui a meditar cada día y a las clases de una hora. Me compré el libro Transforma Tu Vida y aunque está muy basado en el budismo, me ayudó a entender muchas cosas de mi propio proceso emocional.

Dentro de ese bono tenías la opción de asistir a dos cursos para aprender a meditar, uno de un sábado en el propio centro (incluido en el precio) y otro de un fin de semana en el centro que tienen cerca de Montserrat (con descuento del 50%)

Primer reto: Vencer el sueño

dontdrivesleepy_crash2El curso del sábado me ayudó un poquito más, ya que mi problema era que meditando en la silla me dormía, aún con los ojos abiertos. Meditar sentada en el suelo en cojín era impensable entonces. Me costó más de una semana de práctica conseguir no dormirme durante la meditación.

Pregunté a varios maestros y la respuesta fue “Abre los ojos, hazlo en un momento del día que no tengas sueño o que no vayas muy cansada, por ejemplo al despertar. Y practica mucho.”

Mi problema no era parar los pensamientos, como le ocurría a la mayoría de mis compañeros, era que mi cuerpo había ido tan estresado en estos meses, que el darle un momento de respiro sin hacer nada, resultaba en relajación total y sueño. Era como que me decía: ¡Por fin, un descanso! ¡Momento de dormir!

Lo combatí haciendo lo que me habían dicho, ojos abiertos o semiabiertos y meditar por la mañana, aunque tardé más de una semana, al final lo logré.

Segundo reto: Amar a los demás versus amarte a tí mismo.

En una de las clases hicimos una meditación de estimar a los demás e imaginar que tienes delante a tus seres queridos y les das mucho amor, también a las personas que te han hecho daño y el resto del mundo.

Me encantó el ejercicio, me sentí llena de paz al acabar, pero al salir de clase le pregunté a la profesora cómo contemplaba el budismo amarse a uno mismo.

Ya que mi problema siempre ha sido dar demasiado a los demás y no quería que las enseñanzas que ellos me daban, reforzaran más esa idea que me había llevado justo al punto de desequilibrio emocional en el que me encontraba.

Había dado tanto a los demás, que había perdido mi propia identidad y acallado mis necesidades, y eso me llevó a un estado de profunda ansiedad, confusión y dolor.

La profesora me explicó que en el budismo no se dice que te tienes que olvidar de tí, sino del ego, tienes que tratarte bien y cuidar tus necesidades sin menospreciar a los demás y sin sentir que eres el centro del mundo (resumidamente, aunque es más extenso).

Encontrar ese equilibrio es lo más difícil, entre ser totalmente egoísta o totalmente altruista.

MadreTeresaLuego una amiga me explicó el caso de Santa María Teresa de Calcuta, que en su fervor por ayudar, no descansaba nunca y las monjas le explicaron que debía guardarse un tiempo para sí misma. Ella no lo entendió hasta que por agotamiento, enfermó. En ese momento otra monja tuvo que dejar de ocuparse de sus menesteres para atenderla y le explicó que esto es lo que ocurre cuando uno no descansa. Altera también el trabajo de los demás para atenderla. La Madre Teresa aprendió la lección y se guardaba tiempo de descanso. (He buscado esta historia en google y no la he encontrado, si algún lector la encuentra, me gustaría leerla)

Aprender a nutrirse, a decir no, a satisfacer las necesidades sin sentirse culpable por no darlo todo a los demás. Esa es la tarea más difícil de muchos terapeutas y gente de buen corazón.

Nos parece que nuestro tiempo es menos importante, que ya nos llegará. Que alguien nos cuidará como nosotros estamos cuidando a otros. Y la verdad es que no llega.

Una madre que da a sus hijos todo lo que piden y no les pone freno, no les está haciendo ningún favor, y los hijos acaban por exigir más. Esto mismo es lo que ocurre cuando das a los demás siempre, se te exige continuamente más y más.

Y aprendes a poner límites, buscar tiempo para tí y hacer cosas que te gusten para renovar tu energía o acabas siendo una “esclava” de las exigencias de los demás (que en principio ofreciste amorosamente, pero luego se convierte en una obligación)

El libro Transforma Tu Vida explica que según el budismo debemos confiar en nuestro potencial y aumentar nuestras virtudes, al tiempo que reconocemos nuestros defectos (sin martirizarnos ni desanimarnos por ello)

Debemos amarnos y cuidar nuestro cuerpo y podemos hacerlo sin actitudes egoistas, considerando que es importante también para poder seguir beneficiando a los demás.

Si no nos apreciamos a nosotros mismos o descuidamos nuestras necesidades no tendremos confianza ni entusiasmo para transformarnos y ayudar a los demás.

Creo que por fin lo he entendido. Y no me he convertido al budismo (ni creo que lo haga ya que sigo mi propia “religión”: coger los buenos consejos de todas las que conozco ;))

Tercer reto: Retiro de silencio el fin de semana

the-silent-treatmentCon la idea única de relajarme, nutrirme y satisfacer mis necesidades y no las de los demás, fui al retiro de Montserrat. Cogí una habitación individual para no tener que hablar con nadie.

Quise hacer el retiro en silencio y las monjas budistas me aconsejaron ponerme un cartelito para que los demás lo supieran, además en la primera comida lo anunciaron: “Esta chica va a estar en silencio, pedimos que la respetéis”

Fue una experiencia maravillosa, de tranquilidad, de no tener que cumplir con los convencionalismos de entrar en conversación por cualquier cosa, de no comentar lo que acababan de enseñarnos en clase, de escuchar una conversación en la que crees que podrías intervenir y luego realmente darte cuenta de que lo que ibas a aportar tampoco era tan importante, etc.

Y fue muy revelador el ver que las personas al principio me miraban como un bicho raro, con intriga, luego algunas casi me evitaban. La línea entre respeto e ignorancia era muy delgada.

Hubo una persona que cada día me sonreía, se sentaba en silencio a mi lado en las comidas, me hablaba lo justo “¿quieres mermelada? ¿te apetece un paseo? Me gusta pasear contigo en silencio.” Agradecí ese contacto sin apenas palabras, pero estando presente y respetándome.

El último día nos repartieron en coches para volver a la ciudad y la conductora que me tocó me preguntó si por fin iba a hablar porque deseaba comunicarse conmigo desde el principio. Y otra persona también me dijo: “la próxima vez que vengas espero que puedas hablar porque me gustaría conocerte más”.

Es muy interesante lo que el silencio provoca en nosotros. No llegué a callar totalmente mis pensamientos internos, pero me sentía muy en calma y haciendo lo que YO necesitaba, no lo que OTROS necesitaban (que hablase con ellos)

Cuarto reto: Meditación por mi cuenta

Luego llegaron las vacaciones y el centro cerró durante un mes.

Durante ese tiempo seguí meditando por mi cuenta cada día, lo he hecho tumbada en la cama, sentada en silla, sentada en un cojín en el suelo, frente al mar, sentada en el bosque, caminando…

Compré unos cd de meditación guiada y me los metí en el móvil.

He meditado escuchándolos y siguiendo los ejercicios que los cd proponen.  Algunos me distraían más de lo que me ayudaban, pero en general los ejercicios eran buenos, la clave es extraer esa información y hacerla a tu ritmo sin escucharlos.

Y también he hecho la meditación simple, sin escuchar nada, solamente fijándome en la respiración, sintiendo el aire entrar y salir por la nariz y cuando viene un pensamiento no desarrollarlo.

Quinto reto: Sólo observa tu respiración y para los pensamientos.

stopOs lo explico mejor: Estás concentrada en la respiración y de repente te viene este pensamiento “tengo que ir a comprar para la cena” lo paras ahí y vuelves a la respiración.

Es distinto de “tengo que ir a comprar para la cena”, no lo paras, “me apetece sopa, pero ayer ya cené sopa”, no lo paras, “¿mejor la compro hecha para ahorrar tiempo o la hago yo misma?”, no lo paras, “hombre, tengo que empezar a cuidarme, la hago yo aunque tarde más”, no lo paras, “buscaré una receta sana en internet” y si no lo paras te pasarás los 20 minutos de meditación sólo pensando en lo que vas a hacer luego.

Puedes pararlo en cualquier momento, simplemente dándote cuenta de que tu mente se está distrayendo de la respiración y empieza a pensar en otras cosas.

Para el pensamiento en cuanto te des cuenta y vuelve a la respiración sin recriminarte con frases como “es que no aprendo, mi mente es muy activa, otra vez me voy, es que no valgo para esto, es que es muy difícil, es que no sirvo, no es el momento de meditar con tantas cosas que tengo que hacer…”

También me ayudó el contar las respiraciones: inspira, espira, 1, inspira, espira, 2, inspira, espira, 3… Si en algún momento no te acuerdas del número que toca, es que tu mente se fue. Tienes que volver a empezar. Yo visualizaba un número gigante para tener la mente centrada en el número y en contar sin hacer nada más.

Busca tu método.

Puedes leer libros que te ayuden a entender y te den magníficos ejercicios para cuando ya seas más avanzado, pero no te enfrasques en cosas complicadas hasta que no domines la respiración.

Te dejo algunas sugerencias más abajo.

Mi balance de estos tres meses es muy positivo. He recuperado mi centro. He aprendido a satisfacer primero lo que yo necesito sin sentirme mal por ello y no salir corriendo para ayudar a los demás. He aprendido a dar en la justa medida sin sentirme luego culpable por no dar más o por dar demasiado.

Mi tiempo, mi espacio, mi vida, mi relajación es muy valiosa.

Y sigo en el camino (que no acaba nunca y ¡qué bonito es seguir creciendo!) pero con la firme convicción de que la meditación me ha ayudado y me seguirá ayudando. Espero que también te ayude a tí.

Aquí tienes algunas ayudas extra.

Libros

Como callar su mente Pdf

Como callar su Mente Kindle

Aprender a silenciar la mente Pdf

Aprender a silenciar la mente Kindle

Transforma tu vida Kindle

Transforma Tu Vida Papel

Budismo moderno Pdf

Audios con meditaciones guiadas

CD Meditación para Lograr una Mente Clara

CD Meditación para Cultivar un Buen Corazón

CD Meditación para la Relajación

Diapasones para acompañar tu meditación (clica sobre el nombre para más info)

Om 136.1 hz – Sonido del planeta la Tierra, enraizante y tranquilizador, perfecto para parar la mente y entrar en sintonía.

Om 68.05 hz – Sonido del planeta Tierra, grave y calmante. Ideal para relajarse combinado con el Om 136.1 hz.

Ozono 78 hz -Ayuda con la oxigenación y sistema inmune, combate virus y bacterias y además combinado con el Om 68 ayuda a entrar en estado Alfa, el mismo estado en el que te encuentras cuando meditas.

Cerebrales – Escuchando dos distintos en cada oido, permiten al cerebro cambiar a ondas cerebrales más apacibles.

Chakras y Planetarios – Los sonidos de los chakras y los planetas son extremadamente terapéuticos sobre todo combinados entre sí.

Y por si no lo sabes también te dejo cómo la meditación te puede ayudar, verás que son muchas las áreas en las que te puede servir de apoyo y beneficio.

Beneficios de la meditación

Beneficios mentales

1- Mejora la capacidad de atención, concentración y memoria

2- Aumenta la agilidad mental

3- Reduce la cantidad de pensamientos innecesarios

4- Desarrolla y potencia la creatividad

5- Te ayuda a ver con claridad la solución a tus problemas.

6- Aumenta la productividad

Beneficios corporales y físicos

7-Previene y reduce niveles de hipertensión, reduciendo el riesgo de problemas cardiovasculares

8-Alivia y disminuye la sensación de dolor

9- Promueve una mayor oxigenación de tu cuerpo

10- Disminuye las inflamaciones

11- Equilibra el sistema nervioso

12-Te permite dormir mejor

13-Ayuda a tu sistema inmune

Beneficios emocionales

14-Disminuye la ansiedad y la depresión

15-Aumenta tu nivel de bienestar

16-Incrementa las emociones positivas

17-Previene, reduce y disminuye drásticamente el estrés

18-Potencia la inteligencia emocional

19-Aporta mayor entendimiento a tus emociones

20- Aprendes a amar a los demás de forma sana

21- Fortalece y aumenta tu autoestima

22- Aumenta tu paciencia y tolerancia

23- Eres capaz de dominar tu mal humor y frustración

Beneficios espirituales

24- Te llena de empatía y compasión

25- Te da mayor perspectiva

26- Te hace más sabio

27- Te ayuda a escucharte y conocerte

28- Te ayuda a estar en el presente (sin agobiarte por el pasado ni el por el futuro)

29- Mejora y aumenta la intuición

30- Comienzas a experimentar sincronías, casualidades (causalidades) positivas en tu vida

31- Te hace olvidarte de tu sensación de soledad

32- Te sientes centrado, en paz y unido al mundo

33- Dispara tu nivel de satisfacción personal

La meditación definitivamente te puede ayudar si:

-Te falta concentración

-Sientes ansiedad un día sí y otro también.

-Quieres cambiar algo, pero no sabes qué ni cómo

-Tu presión arterial está disparada.

-Luchas por mantenterte en el aquí y ahora

-Estás lleno/a de dolores, molestias, contracturas…

-Sientes que los problemas te sobrepasan

-Sufres agotamiento

-Te cuesta mucho decidir

-Te resfrias a menudo

-Tienes cambios de humor radicales

-Lloras casi por cualquier cosa

-Te preguntas qué sentido tiene vivir

-Caes en las mismas “trampas mentales” una y otra vez

-No puedes salir de tu bucle mental negativo

Espero que mi experiencia te anime a empezar un hábito que te va a ayudar muchísimo. ♥♥♥

Fuentes: http://www.tragedyandhopechannel.com/meditation-a-comprehensive-yet-simple-guide/

http://www.planetademujeres.com/profiles/blogs/cuanto-podemos-aprender-de-la

http://www.habitos.mx/buenos-habitos/beneficios-de-la-meditacion/

http://habitolicious.com/2015/05/12/18-senales-de-que-te-vendria-bien-meditar/

https://izmatopia.wordpress.com/2012/06/20/the-silence-treatment/

Anuncios

Acerca de sonopuntura.com
Investigación sobre sonido y vibraciones en la salud

One Response to Empieza con la meditación simple

  1. Pepi says:

    Eres un amor de persona, gracias, gracias. gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: