El método Tomatis, el sonido como herramienta de sanación médica

La música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas (Platón)Platón dijo “la música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas”, nada más lejos de la realidad, está comprobado que la terapia musical ayuda a resolver o mejorar problemas, positiviza, ameniza y nos hace sentir un poco más felices en nuestro día a día.

Éstas son las palabras de Carmen Morante, la directora pedagógica del Centro Santa Teresa (Asociación Profesional Española de Alumnos del Dr. Tomatis (ALTOM), con las que inicio un post más que fascinante, y que llevaba mucho tiempo queriendo escribir.

El método Tomatis, el sonido como herramienta de sanación médica.

Suelo hablar en mis talleres y conferencias sobre algo curioso que ocurre en nuestro oído, y es que nunca descansa. El oído nunca se desconecta, ni cuando dormimos, ni anestesiados, ni tan siquiera en coma, siempre está procesando todo sonido externo.

Pero tiene la mágica facultad de “borrar/eliminar/bloquear/quitar importancia” a algunos sonidos.

Los motivos pueden ser variados, pero ahí os dejo tres ejemplos:

-Porque representan un obstáculo para la comunicación. Por ejemplo el ruido contínuo en una fábrica, al que llegamos a acostumbrarnos. Para un recién llegado es irritante, mientras que para los que ya llevan tiempo ahí, se han acostumbrado o ni siquiera escuchan.

See Graphic.

-Porque no representan ninguna amenaza. Cuando dormimos por primera vez en un sitio que no es el habitual, nos cuesta dormir porque escuchamos cualquier pequeño ruidito, la cañería, la televisión, el ascensor, el camión de la basura, el tic tac del reloj… Pero al cabo de varias noches, el oído ya ha archivado que son sonidos “normales”, que no hay ningún peligro y puede relajarse para que consigas dormir.


Por Desinterés/Aburrimiento/Comodidad. Estos casos provocan crisis en las relaciones… Los maridos/esposas que no escuchan llorar al niño. No escuchan que les llaman para hacer algo que no quieren hacer…

Es muy común que mientras alguien te cuenta algo que no te interesa, parece que se baja el volumen de su voz, entras a escuchar tus propios pensamientos o la tele, que se oyen mucho más fuertes que la voz de tu amiga/o, y de repente escuchas alguna palabra que te hace volver a prestar atención. Parece que vuelve a subir el volumen de su conversación. Curioso ¿no? O en un restaurante, en las mesas de al lado todo el mundo habla y no entiendes nada, pero de repente escuchas una palabra que destaca (el nombre de alguien conocido, un lugar, un tema que te interesa…) y tu oído hace un “zoom” para prestar toda la atención a esa zona de donde viene la conversación…

Pues todo esto tiene base en los descubrimientos de Alfred Tomatis, entre otros. Sobre todo en los sonidos que bloqueamos en nuestra infancia, por protección básicamente y que de mayores ya no escuchamos y son necesarios para restablecer nuestra salud.

Para poder acceder a la interesantísima formación de Tomatis, deber ser licenciado, diplomado o graduado universitario en alguna de las siguientes especialidades:

a.Medicina o Ciencias de la Salud.

b.Psicología, Pedagogía, Magisterio.

c.Titulado Superior de Música.

Así que por el momento no puedo acceder a la formación… aunque todo se andará si llega el caso.

Lo que sí intentaré es poder asistir a una consulta. Para ver cómo se desarrolla todo esto… Os lo contaré en otro post…

Os dejo toda la investigación que he recopilado

¡¡Venturoso y abundante 2014!!

Libros de Alfred Tomatis: http://amzn.to/29peCCS

Comprar Libros para aprender sobre el método Tomatis

LA CONTRA LA VANGUARDIA 12/01/2011

“El método Tomatis paliaría un tercio del fracaso escolar”

Entrevista a Cori López i Xammar, especialista en el método Tomatis

"El método Tomatis paliaría un tercio del fracaso escolar"

Foto: Mané Espinosa

Audiopsicofonología

El doctor Tomatis trató a Maria Callas (afónica a causa de su mala relación con Onassis), Romy Schneider, Gérard Depardieu… La doctora Cori López le conoció hace 28 años y en París fue su discípula predilecta: de él aprendió los nexos entre medicina, conducta, sonido, neurona, escucha, psique… “Volví a España sabiendo que no podía seguir ejerciendo la medicina como hasta entonces: ¡tenía que ayudar a mis pacientes con este método!”, me dice. Y así lo hace (www.neurogrup.es), en beneficio sobre todo de escolares con problemas de aprendizaje. Tomatis mereció la Medalla de Oro del mérito científico de la Academia de Ciencias de París, y su método es hoy terapia oficial en Estados Unidos.

Tengo 67 años. Nací en Reus y vivo en Barcelona. Soy médica, neuróloga y pediatra. Estoy casada y tengo dos hijos y tres nietos. Toco el piano -tengo el título superior- y el violonchelo.

Alfred Tomatis¿Quién era Alfred Tomatis?

El doctor Tomatis (1920-2001) era físico y otorrinolaringólogo, nacido en París de madre cantante de ópera y padre intérprete de bajo.

¿Qué descubrió?
Que las vibraciones percibidas por el embrión en el útero materno… lo codifican.

¿Con qué consecuencias?
A la tercera semana de gestación aparece en el embrión un preoído que irá madurando con el sistema nervioso: el embrión escucha, y reacciona a esa escucha.

¿Qué aconsejaría a la mujer gestante?
Uno: que procure sentirse bien emocionalmente. Dos: que cante (aunque desafine). Su voz –vía columna vertebral y filtrada por el líquido amniótico– llega al embrión. Eso activa su escucha: le será muy útil afuera…

¿Qué más descubrió Tomatis?
Lo que formuló en la ley Tomatis: “La voz sólo contiene las frecuencias que el oído es capaz de analizar”.

¿Qué entiende por analizar?
Equivale al concepto de escucha, más allá del de audición: por razones diversas podemos dejar de atender, de escuchar una frecuencia sonora determinada.

¿Cómo llegó a esa conclusión?
Su madre le enviaba cantantes de ópera que habían comenzado a desafinar: Tomatis detectó que cada disfunción afectaba a un registro tonal determinado. Y, mediante tests auditivos, descubrió algo inesperado.

¿El qué?
Que la audición de esa persona tenía desactivada la escucha justamente en ese registro.

¿El oído puede hacer eso?
El cerebro lo hace: la escucha es voluntaria, selectiva y de base neurofisiológica. Y ciertos detonantes pueden inhibir la escucha… en una determinada frecuencia sónica.

¿Qué detonantes son esos?
Si está usted encerrado en un cuarto con alguien que empieza a insultarle gravemente, usted bloqueará su escucha. Otro ejemplo: si una madre chilla mucho a su niño, la escucha de ese niño bloqueará ¡por autodefensa, por autoprotección, por reflejo de supervivencia! la escucha de la frecuencia más agresiva e hiriente para él, ese registro sonoro.

¿Y eso es grave?
¡Ese niño tendrá problemas de aprendizaje en la escuela! Su escucha falla en algún punto… y no comprende bien a la profesora.

¿Y curó Alfred Tomatis a sus pacientes cantantes de ópera?
Sí. Ideó una terapia: un oído electrónico. Este aparato amplifica una grabación de voz o de música justo en esa frecuencia en que al paciente le falla la escucha. Y mediante unos auriculares se le hace escuchar esa grabación durante varias sesiones…

¿Y luego qué?
¡Eso activa la base neurofisiológica de la escucha! Al cabo de esas sesiones, la escucha queda restaurada: el cerebro recupera capacidad para analizar esa frecuencia, tenerla en cuenta, ¡escucharla! Y, entonces, esos pacientes volvían a cantar bien.

¿Así de fácil?
¡Sí! Y entonces el doctor Tomatis se dio cuenta de algo extraordinario…

¿De qué?
Esos cantantes, tras las sesiones de restauración de la escucha, ¡mejoraban también psicológicamente, recuperaban su armonía anímica! Así creó la audiopsicofonología.

¿Oído y psique están vinculados, pues?
Tomatis comprendió algo que hoy la neurociencia constata: la inhibición de la escucha en una frecuencia concreta expresa un trauma psicológico, un conflicto anímico.

¿Qué tipo de conflictos?
La ansiedad sobre todo: ¡el método Tomatis es un potentísimo ansiolítico! Y disfunciones conductuales, tics, miedo a hablar en público, algunas depresiones y psicosis… El método Tomatis los sana mediante la reparación de las disfunciones de escucha.

¿Cómo funciona este método?
Una vez localizado –mediante ciertos tests diseñados al efecto– el registro que el paciente no escucha, se le somete a sesiones de escucha de una música o voz amplificada en ese registro. Y así se activan los enlaces neuronales inhibidos… y entonces vuelve a escuchar bien el mundo, a armonizarse, a tomar plena conciencia de sí mismo.

¿En qué casos es especialmente recomendable el método Tomatis?
Si se aplicase sistemáticamente en nuestros colegios…, el actual 30% de fracaso escolar español ¡descendería a la mitad!

¡La mitad! Eso es muchísimo…
¡Por eso es escandaloso que no lo apliquemos! En Polonia se aplica en 200 escuelas, con grandes resultados y a un coste bajísimo. Tras varias sesiones de escucha, el niño con dificultades se centra, mejora su comprensión oral y lectora…, ¡solventa sus dificultades de aprendizaje!

¿Qué se le hace escuchar?
Música de Mozart o la voz de la madre, filtrándolo todo en las frecuencias convenientes en cada caso.

¿Por qué Mozart?
Los compases de su música coinciden con el ritmo neurológico humano. También es útil el gregoriano, que nos acompasa con el correcto tempo fisiológico respiratorio.

Si este método es tan útil, ¿por qué no está más extendido?
Por resistencias por parte de psicólogos convencionales. ¡No puedo entenderlo! Me indigna, porque esas reticencias están frenando unas mejoras colosales.

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110112/54099707610/el-metodo-tomatis-paliaria-un-tercio-del-fracaso-escolar.html

¿EN QUE PROBLEMAS NOS PUEDE AYUDAR EL METODO TOMATIS?

Para Tomatis, la escucha es un elemento fundamental en el desarrollo y un acto vital durante todas sus etapas: la infancia, los años escolares, la vida adulta y la tercera edad. Por algo, el oído es el primer sentido que desarrollamos completamente en la fase embrionaria. Reeducando nuestra forma de escuchar, podremos mejorar nuestro aprendizaje, las habilidades del lenguaje, la atención, la energía, la concentración, la comunicación, la creatividad, o el comportamiento social. De hecho, este método ha ayudado a superar problemas infantiles como la dislexia, el déficit de atención (ADD) o las dificultades motoras. En el caso de adultos, ha contribuido a superar depresiones y situaciones de estrés, aumentar la auto-estima, mejorar el proceso creativo o aprender idiomas con mayor facilidad. También músicos, cantantes y actores recurren a este método para mejorar su calidad artística.

Dificultades escolares

Trastornos de la conducta

Psicomotricidad

Retraso en el lenguaje

Integración de idiomas

Estrés, dinamización de personas mayores

Problemas de voz o de oído musical

Metodología en la estimulación de las mujeres embarazadas

Preparación al parto. Visión más serena en referencia al parto disminuyendo la tensión y facilitando el proceso

Nacimiento prematuro

Mejora la comunicación madre-hijo.

Dinamización y relajación.

Mejora en el descanso nocturno.

Disminución de los estados de ansiedad.

Refuerza la confianza en uno mismo.

A continuación se enumeran una serie de síntomas observados con frecuencia en personas con problemas de aprendizaje, comunicación, posturas, equilibrio, etc. Esta lista no es exhaustiva, sin embargo la presencia de algunos o de la mayoría de estos síntomas deberá incitar a que se considere el grado en que una deficiente posibilidad de la escucha, cuyas causas pueden ser múltiples, pueda estar contribuyendo a los problemas aludidos.

 Comprensión oral (problemas de escucha)

Necesidad de que se le repitan instrucciones.

Distracción, inquietud, soñar despierto, atención y concentración deficientes en situaciones de aprendizaje y comunicación.

Tendencia a interpretar mal lo que le dicen impidiendo la comunicación con los demás.

Dificultad para seguir y participar en conversaciones en un ambiente rumoroso.

 Expresión oral (audiovocal y autoescucha)

Retraso en la aparición del lenguaje.

Lenguaje lento, titubeante y mal articulado.

Mala modulación de la voz.

Voz monótona o apagada.

Adultos si experimentan dificultad para mantener la atención de un grupo al pronunciar un discurso o conferencia.

Expresión corporal

Equilibrio y coordinación deficientes.

Falta de garbo en el movimiento.

Gesticulación excesiva al hablar o escuchar.

Mala postura (rigidez o laxitud).

Problemas en la orientación espaciotemporal.

Expresión social o psicológica

Dificultad en la habilidad de organización y planificación.

Actitud y motivación para la comunicación y el aprendizaje

Actitud indiferente.

Tendencia a aislarse o a evitar la comunicación en situaciones de aprendizaje o en otras situaciones sociales.

Falta de curiosidad o interés para aprender.

Evitar o rechazar el uso del lenguaje como medio para comunicarse con los demás.

EL SONIDO Y SU IMPORTANCIA EN EL FETO

Un bebé de sonido prenatal fetal doppler cardíaco monitor + gelLos órganos de la audición  del  feto  están  completamente  desarrollados  a  partir  del  cuarto  mes  de embarazo, en contraste con el resto del sistema neuronal que tarda más de 20 años para estar totalmente mielinizado.

La parte de la cóclea cercana a la base, sensible a las frecuencias altas, se desarrolla en primer lugar y también es la parte más sensible.  Estas observaciones llevaron a Tomatis a reconocer el papel central del oído en nuestro funcionamiento. Experimentos posteriores con cantantes mostraron la fuerte correlación entre la audición y la voz.   Esto le permitió tratar la voz   (ej. desafinada en algunos tonos) usando la  terapia  de  escucha.

Las investigaciones realizadas en el curso de estos últimos años sobre la vida fetal han demostrado la presencia de una vida psíquica y sensorial muy intensa en el recién nacido.

Un recién nacido prematuro o no que es separado del contacto materno por las causas que sean puede ser eficazmente ayudado a restablecer esa comunicación y recibir los efectos benéficos que esa comunicación tiene para él.

Una tanda de sesiones de escucha de la música adecuada y de la voz materna filtrada o no, estimula las células de Corti, las cuales a su vez contribuyen mediante esa estimulación a la maduración neurológica del córtex y del cuerpo calloso.

¿CÓMO ESCUCHA EL FETO?

El deseo de escuchar nace en el útero materno. Tomatis descubrió que el feto escucha a partir del cuarto mes y medio de gestación y escucha principalmente la voz de su madre. A partir de allí comienza a entablar el vínculo de comunicación con ella y a estructurar el deseo de escuchar. El feto escucha la voz de la madre filtrada, con gran predominio de las frecuencias agudas.


Su vibración baja por la columna vertebral y hace resonar los huesos de la cadera, como la caja de un violonchelo. El feto que tiene su oído inmerso en el líquido amniótico, recibe la vibración directamente en su oído interno. A medida que el feto va creciendo y desea escuchar mejor la voz de su madre, va a buscar un mejor contacto de la cabeza con los huesos de la pelvis. De esta manera, dice Tomatis, el feto orienta su encaje hacia la posición cefálica de salida.

La voz materna es un instrumento vital para el niño y más terapéutico de lo que parece. Por eso, en la terapia intentamos revivir y reproducir con los niños esta situación y para ello utilizamos grabaciones con la voz filtrada de la madre del propio niño; esta reproducción de la voz de la madre la realiza el oído electrónico que intenta asemejarse lo máximo posible al sonido que escuchaba el bebé dentro del útero materno, explica Carmen Morante.

De esta forma, continúa, el niño consigue “regresar” al vientre materno que le tranquiliza, le da seguridad, le apacigua, y esta es la base mediante la cual se pueden solucionar problemas que quedaron anclados en el pasado.

LOS BEBÉS RECONOCEN OTRO IDIOMA DIFERENTE AL MATERNO

Los fetos de poco más de seis meses ya reconocen su idioma nativo o, para ser más concretos, el idioma de su madre.

Según el experimento llevado a cabo por investigadores del Instituto para el Aprendizaje y las Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington, en EEUU. “Nuestro trabajo demuestra que, mientras está en la placenta, el bebé puede escuchar a su madre y aprender algunos de los sonidos de su idioma escuchándolos y recordándolos”, explica una de las autoras, Patricia Kuhl.

El experimento se realizó con 80 bebés nacidos de sólo 30 horas de vida. Para reforzar su validez, se hizo en dos cohortes: una estadounidense (en la que los niños tenían de demostrar que reconocían el inglés) y otra sueca (en la que era el sueco el idioma que tenía que mostrarse familiar para los recién nacidos).

Para comprobar su hipótesis, los investigadores analizaron cómo y cuánto succionaban el chupete ante la presencia de diferentes sonidos. Y, en efecto, los recién nacidos se aferraban menos al chupete cuando escuchaban el idioma materno que cuando eran vocablos que no les resultaban familiares.

Hasta ahora, explican los autores, se creía que los bebés aprendían pequeñas piezas del lenguaje, las vocales y las consonantes, después de nacer.

“Este estudio traslada los resultados a la experiencia con sonidos individuales desde los seis meses de gestación”, escriben.

“Los bebés son los mejores aprendices del mundo”, señala sin dudarlo Kuhl.

“Están preparados para aprender incluso antes de nacer; se sienten curiosos sobre el mundo, escuchan desde la tripa de su madre y aprenden de esa experiencia”.

Eso sí, que esta capacidad de aprendizaje no anime a una sobreestimulación mientras el niño se prepara para venir al mundo. La autora es clara: sus hallazgos sólo se aplican a la voz de la madre.

“No escuchan a nadie aparte de su madre, cuya voz es lo suficientemente alta para ellos. No pueden oír al padre hablar y ni siquiera reconocen su voz hasta que pasan tres semanas desde el nacimiento”, señala.

¿COMO AFECTA LA ESCUCHA EN EL DESARROLLO DEL NIÑO?

A primera vista puede resultar extraño que la audición influya en el comportamiento de los niños. Sin embargo, Alfred Tomatis se basa en que si un niño no es capaz de escuchar, tampoco puede integrar el lenguaje, y por tanto la comprensión se convierte en un trabajo arduo. Tanto es así, que puede provocar retrasos en la aparición del lenguaje o la atención.

Según esta teoría, la existencia de problemas auditivos, como una escucha afectada en la etapa prenatal o una otitis media recurrente (o cualquier daño en el oido) en los primeros años de vida, puede dar lugar a disfunciones de aprendizaje y de comunicación

Es habitual ver a los niños taparse los oídos cuando no quieren escuchar los retos de los padres o cuando quieren “escapar” de algo que les da miedo.

Este acto puede ser la representación de algo que ocurre, si no queremos escuchar tenemos la posibilidad de soltar los músculos del oído medio y dejar de captar las frecuencias por donde pasa el mensaje. Esta es la facultad que nos brinda el oído medio para escuchar lo que queremos y no escuchar lo que no nos interesa.

Si la inactividad de estos músculos se prolonga demasiado, pierden su tonicidad y los sonidos serán incorrectamente percibidos y analizados. Esta reacción probablemente infantil, se traduce en un deterioro del proceso de escucha, que en muchos casos se convierte en crónico.

El oído actúa como mecanismo de defensa por eso durante el desarrollo del niño sus posibilidades de escucha pueden verse afectadas.

Las separaciones prolongadas de la madre en los primeros años de vida pueden influir en el deseo del niño de comunicarse y de manera más general puede moldear su actitud hacia la vida.

Otras experiencias del niño en el desarrollo de los sonidos en el medio ambiente pueden ser positivas y estimulantes o bien pueden ser negativas e inhibir el deseo de usar sus posibilidades de escucha (discusiones, gritos, tonos amenazantes, etc.)

EFECTIVO EN NIÑOS CON NECESIDADES ESPECIALES, AUTISMO, SINDROME DE DOWN, DÉFICIT DE ATENCIÓN, ASPERGER…

El Método Tomatis ha tenido grandes aportaciones en el desarrollo de los estudiantes excepcionales. Es utilizado para mejorar problemas relacionados con el escuchar, el hablar, el lenguaje, el aprendizaje y con problemas de atención.

Este método es recomendado para estudiantes excepcionales diagnosticados con el Déficit de Atención, Autismo, Dislexia, Síndrome de Down, Síndrome de Asperger, Apraxia, Déficit de Procesamiento Auditivo, y muchos otros más. Ha logrado cambios significativos en las vidas de estos estudiantes; en su área académica, cognitiva y social.

En los estudiantes con Autismo, uno de sus problemas reside en los problemas del oído, en especial: el área Vestibular (“ el que controla los movimientos del cuerpo y que es responsable del tono muscular, la coordinación bilateral y el seguimiento visual) y el área Coclear (“vital para el desarrollo del lenguaje”).

El Método Tomatis, sirve de ayuda en estas áreas y logra ser de estimulación auditiva. Mejora su desarrollo del habla y lenguaje, aumenta su deseo de comunicarse y sus destrezas sociales, aumenta el contacto visual, aumenta su comprensión auditiva, entre otras aportaciones a su desarrollo.

Otra excepcionalidad beneficiada son los estudiantes con Síndrome de Down. El Método Tomatis les brinda a estos estudiantes excepcionales, sonidos de “alta energía”; ayuda a ejercitar los músculos del oído medio, aumentando su tono muscular con el uso del “Oído Electrónico”; los ayuda a atender, a obtener control muscular y de postura; pueden mantener su boca cerrada, la lengua metida y no babear; logran tener mejor articulación del lenguaje; se mejora la coordinación, mejora el control audio-vocal, entre otros beneficios.

¿EN QUÉ SE BASA EL MÉTODO TOMATIS?

Tomatis tras descubrir el efecto del sonido en el feto,  y la correlación entre la audión y la voz le llevó a formular tres importantes leyes en 199):

1-La voz contiene solamente las frecuencias que el oído puede percibir. La voz únicamente reproduce los sonidos que el oído puede escuchar. (Efecto Tomatis)

2-Si      damos  al         oído      la         posibilidad        de        oír        correctamente, mejoraremos instantáneamente e inconscientemente la expresión vocal. Si se modifica la audición, la voz cambia instantánea e inconscientemente.

3-Es posible cambiar la fonación (la voz) con una estimulación auditiva sostenida durante un cierto tiempo. (Ley de remanencia).

¿CUANTO DURA LA TERAPIA?

Para iniciar se realiza un Balance Audio-Psico Fonológico (BAPF), que consiste en unas pruebas auditivas y de motricidad, y una entrevista personal con el paciente y sus familiares.

Sobre  la  base  de  los  resultados  del  test  de  escucha,  se  construye  un  plan individualizado de terapia de escucha.  Esto incluye, en la mayoría de los casos, cierta música filtrada, la voz de la madre y la propia voz del individuo, pero siempre en un proceso de cambio continuo, pero irregular, de sonidos bajos y altos filtrados.

El material básico sonoro son los conciertos de Mozart, conocidos por su gran armonía, ritmo  rápido,  gran  densidad  en  frecuencias  altas  y  universalidad.       Por  lo  tanto, proporcionan una gran estimulación cortical.  Los Cantos Gregorianos proporcionan un adecuado entrenamiento en la coordinación corporal por su bajo ritmo y tranquilidad.

La terapia comienza con una fase pasiva de música no filtrada, seguida por música altamente filtrada y de nuevo música sin filtrar, en los dos oídos y en el cráneo.

En especial para los niños se registra la voz de la madre y se usa en la fase de filtrado.

La terapia termina con una fase activa usando la propia voz del cliente leyendo o cantando.

La terapia se hace exclusivamente en centros cualificados con aparatos electrónicos especialmente desarrollados para ello.

Generalmente las sesiones de escucha en esta terapia se hacen en ciclos de 5 a 9 días, de 2 a 4 horas y media de escucha cada día, con dos descansos de hora y media en este último caso.

Al principio de cada ciclo se hace un test de escucha para comprobar los cambios y adaptar el programa.

Entre dos ciclos se planifica un descanso de al menos 4 semanas.

La duración total de la terapia depende de la problemática del participante y de la respuesta al tratamiento pero en la mayoría de los casos consiste en por lo menos tres ciclos.

¿CÓMO ES UNA SESIÓN?

El método consiste básicamente y de forma muy resumida, en la escucha dirigida y controlada de sonidos. Se sabe que éstos afectan al cuerpo de diferentes maneras en función de sus frecuencias. Así, las vibraciones de alta frecuencia (de 3.000 a 20.000 hertz) proporcionan energía y afectan a las operaciones mentales y psicológicas; las frecuencias medias (de 1.000 a 3.000 hertz) se relacionan con el lenguaje y la comunicación; y las frecuencias bajas (de 0 a 1.000) afectan al cuerpo y la función vestibular (control del balance y el equilibrio).

El entrenamiento se logra a través de la estimulación sonora, por medio de un aparato electrónico especialmente diseñado para ejercitar la función de escucha, denominado “oído electrónico”, que se emplea en sesiones de unos 30 minutos.

Los sonidos que se envían a través del oído electrónico van por dos vías: ósea y aérea y llegan simultáneamente al pabellón del oído, a través de las conchas de los audífonos, y a los huesos del cráneo, gracias al vibrador craneal inserto en los mismos audífonos.

El sonido se divide entonces en 2 señales iguales pero una precediendo a la otra: sensación (fenómeno vibratorio) y percepción (escucha).

Las dos son casi instantáneas y la diferencia de tiempo transcurrido entre una y otra se llama delay que es el tiempo necesario para poner el cuerpo a la escucha.

Estas dos vías de acceso simultáneas hacen prácticamente imposible sustraerse a la estimulación sonora. Así pues la estimulación con el oído electrónico se asegura, no importa cual sea la condición auditiva del individuo, dormido, despierto, consciente, inconsciente, aún si hay sordera, que la estimulación llegue por la vía ósea, ya que en el oído medio con sus regulaciones tensionales se transforman los fenómenos aéreos en fenómenos óseos.

Durante estas escuchas es fundamental una correcta postura, que implica que la columna vertebral esté derecha, pero no rígida, con la cabeza ligeramente colocada hacia delante y los ojos cerrados, el cuello y la mandíbula relajados, y el pecho abierto para permitir una respiración amplia

De acuerdo al tipo de frecuencias que privilegia el programa –graves, medias o agudas- los efectos se observan en la postura y motricidad corporal, en el pensamiento lógico, el habla y la comunicación, la creatividad, el establecimiento de patrones o en la psicología del individuo.

La duración aproximada de un programa del método Tomatis es de 3 meses, que incluyen ciclos de sesiones y pausas entre las mismas.

Estas pausas son necesarias para asimilar e interiorizar todos los cambios físicos y sus consecuentes cambios psicológicos o de conducta, que se manifestarán especialmente en estos periodos de pausa.

Normalmente, cada quince días se realiza una nueva exploración para controlar la evolución y ajustar el programa a las necesidades individuales de cada sujeto.

¿QUÉ REACCIÓN PRODUCE ESTE MÉTODO?

El objetivo de esta música filtrada es corregir las conexiones sensorio-neuronales inmaduras o que no se han desarrollado correctamente. Los sonidos estimulan las vías sensorio-neuronales desde el oído hasta la corteza cerebral, influyendo en las funciones de atención, velocidad de procesamiento y tiempo de reacción.

Esta estimulación se manifiesta en una apertura de los sentidos que nos comunica la sensación de estar más vivos. Los colores son más intensos, los olores más sutiles, los alimentos tienen otro sabor y textura más refinada. La vida en general tiene otro significado, porque los sentidos pasan a un primer plano, favoreciendo el vivir más intensamente. La estimulación sensorial provoca entonces como un estado de receptividad sensitiva que repercute en una mayor atención la que a su vez es como la mecha que enciende la conciencia.

Mediante el “oído electrónico”, se obliga al oído a adquirir su postura de escucha, pasando alternativamente de una audición pasiva a una activa.

Recordemos que oír no es lo mismo que escuchar, porque para escuchar debemos enfocar. .El enfoque se realiza en el oído medio, mediante la tensión del puente óseo: martillo-yunque estribo más los pequeños músculos que lo mueven martillo-estribo, ejercitándoles para que funcionen correctamente, o sea para escuchar.

De esta manera, el tratamiento a través del Método de Estimulación Auditiva es una herramienta muy poderosa para conocer acerca de nuestro psiquismo y modificarlo. Pero este conocimiento ocurre a nivel de sensaciones, pudiendo o no salir contenidos a la superficie a través de dibujos, recuerdos o sueños, por lo que es un aporte y un complemento a un proceso terapeúticos.

A través de la terapia se va reeducando el oído hasta lograr una función de escucha óptima, que le permite a la persona desarrollar todos sus potenciales que quedaron bloqueados en algún momento de su desarrollo y retornar a un estado natural de plenitud e integración. Eso, dice Alfred Tomatis, es un derecho de nacimiento que todos tenemos.

IMPORTANCIA DE LA MÚSICA EN EL MÉTODO TOMATIS

La relación de Tomatis con la música fue muy estrecha, y su método tiene numerosas aplicaciones para los músicos. No sólo para los cantantes, por cuanto que emiten sonidos con su propio cuerpo, sino también para todos los instrumentistas, ya que un deterioro de la audición supone una musicalidad deficiente. Para este doctor, el músico debe ser capaz de recibir y analizar los sonidos en todos sus parámetros para poder, en la interpretación, controlar con el máximo de precisión los parámetros de una obra musical. De esta forma, aumentando la capacidad para escuchar se puede conseguir una mejor ejecución.

En el entrenamiento auditivo del método Tomatis, los sonidos se filtran atenuando las frecuencias bajas y posteriormente son modificados por el oído electrónico. El objetivo es abrir el diafragma auditivo para aumentar el poder selectivo del oído y para que el sujeto sea capaz de percibir eficientemente y analizar con precisión tanto las frecuencias fundamentales como las armónicas más altas del sonido, ya que, para un oído que no ha sido entrenado, la frecuencia fundamental de un sonido generalmente encubre su espectro armónico. Esto se traduce en mayor control en la producción del sonido, tanto vocal como instrumental, puesto que si el músico no es capaz de percibir y analizar estos armónicos, tampoco será capaz de controlarlos en su ejecución.

Durante este entrenamiento se trabaja con textos grabados para estimular la comprensión y producción del lenguaje, y en ocasiones se utilizan grabaciones con la voz materna, filtrada a altas frecuencias. Sin embargo, lo que se escucha principalmente es canto gregoriano y música de Mozart.

Para Tomatis, el canto gregoriano dinamiza y facilita el encuentro de la persona con su yo íntimo. La razón es que esta música posee un ritmo compatible con los latidos del corazón y la respiración de una persona en estado de reposo. Además produce una elevada carga de energía cortical dado su alto contenido de frecuencias altas.

¿POR QUÉ SE UTILIZA MOZART Y NO OTRO COMPOSITOR?

De acuerdo a lo que explican los especialistas del centro Tomatis bogotano, se utilizan diferentes tonalidades de Mozart en el tratamiento, según la intensidad de las ondas hertzianas que emitan, que van desde 125 hertz a 9.000 hertz.

La música grave (125-700 hertz) de Mozart se utiliza para terapias relacionadas con el área motora, la verticalidad y síntomas corporales; una tonalidad media (1000-3000 hertz) sería la ideal para problemas de comunicación en el paciente; mientras que la variación aguda (3000-9000 hertz) se aplica para ayudar en tratamientos para el aspecto emocional.

El hecho de elegir la música de Mozart entre todos los grandes compositores no es un hecho aleatorio. Tomatis utilizó al principio de sus investigaciones la música más diversa aplicada en numerosos pueblos de Oriente y Occidente, y comprobó que la única que todos admitían era la de este compositor. Así empezó a plantearse la razón de este hecho y a estudiar las características concretas que permitían a esta música influir beneficiosamente en todos sus pacientes.

Si tenemos en cuenta la teoría de que las diferentes frecuencias influyen en aspectos concretos del desarrollo evolutivo, y siguiendo las palabras de Sylvia Carrasquilla la música de este compositor es ideal para el tratamiento, puesto que Mozart “trabajó con frecuencias muy altas -especialmente con flautas y violines- y es ideal para la terapia de escucha, ya que está entre los 125 y 9000 hertz que son los necesarios para las terapias”.

Pero no sólo es ideal por las frecuencias que utiliza, sino que la música en sí posee unas características especiales que la diferencian de otras y que le dan este carácter terapéutico: se trata de su frescura.

Ésta se debe al hecho de que Mozart comenzó a componer a los 4 años, antes de introducirse en el marco estricto de cánones culturales. Su música nació con la frescura de la espontaneidad, los biorritmos universales y la alegría infantil, y Mozart pudo conservar estas características hasta su edad adulta, agregando siempre las riquezas de su propio crecimiento.

En palabras de Sylvia Carrasquilla, Mozart “fue un músico con composiciones hechas a temprana edad, por lo que tiene una melodía muy dinámica, que le da energía al cerebro, que no está contaminada emocionalmente; de ahí que a las personas les transmitimos esta energía”.

El propio Tomatis hizo un exhaustivo estudio de las cualidades terapéuticas de la música de Mozart y plasmó los resultados en su libro Pourquoi Mozart?. En él expone las maneras más evidentes de probar estas cualidades: el análisis estético y psicológico de sus composiciones, y los efectos neurofisiológicos en el cuerpo humano.

1) Análisis estético y psicológico de sus composiciones.

Realizando este análisis, Tomatis llega a definir unas características concretas de la música de Mozart y su influencia en nosotros:

– En sus frases, ritmos y secuencias, transmite libertad y rectitud, lo que nos hace pensar y respirar con facilidad. Parece que la frase musical se desarrolle de la única manera natural posible. Esto concuerda con las propias palabras del compositor, para quien “todo está compuesto, solo falta escribirlo”.

– Es accesible a todos porque en su música reina un sentimiento de seguridad permanente sin momentos insólitos ni sorpresas.

– Sentimos constantemente felicidad y sentimiento de perfección, lo que puede derivarse de que Mozart consigue el milagro de colocar al ser humano al unísono con la armonía universal.

– Mozart logra despertar todos los ritmos fundamentales inherentes a cada uno. Su música hace vibrar y fluir el propio canto de cada ser humano, pone en resonancia el potencial de quien lo escucha.

– Su música es siempre joven, sin angustia ni contaminación. Su música siempre tiene el ritmo de un corazón que late como el de un niño, aún cuando Mozart se encuentre extenuado, al borde del aniquilamiento.

2) Efectos neurofisiológicos de la música de Mozart.

“Su música tiende a repetir regularmente sus secuencias musicales, un hecho que agrada, ya que al cerebro humano le gustan los patrones y las melodías bien organizadas”, agrega Carmen Morante- “la música de Mozart tiene unas características especiales, sus partituras parecen lograr el más perfecto equilibrio entre los efectos relajantes y vigorizantes del sonido.

Sus frases musicales expresan mejor que ninguna otra música la armonía entre los ritmos respiratorios y cardíacos, a la vez que su riqueza de armónicos agudos produce un efecto altamente dinamizante”. Por todo esto, la música de Mozart, es especialmente apropiada para aplicar en la estimulación de la escucha.

A pesar de que en la terapia de la escucha también se utilizan cantos gregorianos, Mozart es el principal recurso terapéutico.

Sin embargo, esto no significa que cualquier persona, de sentirse deprimida, por ejemplo, simplemente debería recurrir a la sinfonía 40 de Mozart como remedio.

“No es lo mismo poner a Mozart en casa porque nosotros utilizamos unos aparatos electrónicos sofisticados (llamado el oído electrónico) en el que filtramos la música para llegar a las ondas hertzianas deseadas para el paciente”, explica Sylvia Carrasquilla. Y agrega Carmen Morante “ y conseguir el efecto que pretendemos, armonizar nuestro sistema nervioso y aportar energía al cerebro.”

OTROS INVESTIGADORES CONFIRMAN LOS BENEFICIOS DE ESCUCHAR A MOZART

Frances Rauscher, de la Universidad de Wisconsin, en EE.UU., reconoce que su trabajo probó que los estudiantes lograban un mejor razonamiento espacio-temporal tras escuchar a Mozart, pero que ello no se traducía en un incremento del coeficiente intelectual.

Don Cambell, el autor del libro “El efecto de Mozart para Niños”, explica que la música de Mozart es pura, simple y, a su vez, misteriosa y accesible. Y que esos ingredientes estimulan las neuronas de crecimiento de los niños.
Según Cambell, la música estimula las conexiones neuronales en el cerebro del bebé, desde la décima octava semana de gestación. Cuando el bebé nace y crece “la música estimula y mejora su fisiología, su inteligencia y su comportamiento”. El autor no ahorra palabras para explicar los grandes beneficios de la música para los niños.

De acuerdo con las observaciones de Cambell, los estudiantes que escuchan diez minutos de la Sonata para dos pianos en “re mayor” de Mozart, inmediatamente antes de hacer los exámenes de cociente de inteligencia, tienden a obtener mejores puntajes en la parte espacial-temporal de las pruebas.

Don Campbell relata en su libro que se han realizado numerosos estudios analizando el fenómeno.

Los ritmos, las melodías, y sobre todo las frecuencias de los patrones en las composiciones de Mozart estimulan y recargan las regiones creativas y motivadoras del cerebro. Esta música relaja y mantiene atentos a los bebés.

Aunque el propio Campbell en una reciente entrevista con la revista TIME, admitió: “Creo que no podemos probar o desechar nada (…) para ser bien honestos, todavía no hemos comprendido bien por qué la música tiene semejante influencia sobre el cerebro”.

Video http://www.dailymotion.com/video/x9l6sy_mozart-y-los-ninos_school

¿CÓMO AFECTA LA MÚSICA AL SISTEMA NERVIOSO?

Para Tomatis, la música es una necesidad del sistema nervioso, puesto que favorece la cristalización de ciertas estructuras funcionales del mismo. Por ejemplo, de ella nacen los ritmos y las entonaciones inherentes a los procesos lingüísticos.

Esto explica las diferentes reacciones ante la música: puede que se esté en concordancia con ella debido a que nuestro cuerpo esté fisiológica y culturalmente preparado para integrarla, o se puede producir una sensación de rechazo por falta de identificación con la misma. Además, la actitud dependerá también del momento anímico en que nos encontremos.

En definitiva, la música debe ser estudiada en relación directa con el sistema nervioso, y como ya teorizaban en la Antigua Grecia, un tipo u otro de música provocará una reacción anímica concreta, puesto que los lenguajes sonoros nos hacen revivir estados emocionales.

La explicación científica de este hecho se basa en que los sonidos nos proporcionan energía.

De hecho, un estudio realizado por científicos norteamericanos concluyó que el sistema nervioso humano necesita para alcanzar el nivel de vigilia (de conciencia) colectar 3 billones de estímulos por segundo por los menos cuatro horas y media por día, y que mas del 90 % de esta carga de influjo nervioso la entrega el oído.

Podemos distinguir sonidos de carga (agudos) y de descarga (graves).

Los graves son fácilmente integrados en la zona de los sonidos de descarga, en particular aquellos que no contienen armónicos elevados; por su parte, los agudos constituyen en ciertas zonas, a ciertas intensidades y a ciertos ritmos, unos verdaderos generadores de energía.

Los agudos provocan la tensión del tímpano y en consecuencia los órganos que podrían encontrarse perturbados por el estrés afectivo se distienden (laringe, pulmones, corazón, hígado…)

Por el contrario, los sonidos graves no permiten que el tímpano se relaje, provocando tensión, cansancio y fatiga.

Esto supone una base científica a la afirmación de las cualidades terapéuticas de la música de Mozart, pues como decíamos anteriormente, la combinación de altas frecuencias en ésta se convierte en ideal para conseguir el equilibrio en el hombre, y en definitiva, en su sistema nervioso.

La estimulación neuronal, por el sonido, de todos los órganos y los músculos del cuerpo se consigue ampliamente por medio del nervio vago, que se ramifica desde el tímpano y desde el canal del oído externo, y llega a través de la médula ósea hacia los nervios periféricos del cuerpo.

¿QUÉ RANGO SE UTILIZA EN HERTZIOS?

Estudio sobre la Voz - Carmela StillitanoSe sabe que las ondas sonoras afectan al cuerpo de diferentes maneras dependiendo de sus frecuencias.

En el test podemos distinguir tres zonas según las frecuencias: la zona vestibular, la zona del lenguaje, y la zona de la energía.

Eso nos dará una forma de curva, que nos permite hablar de ciertas tendencias en lo caracterológico.

1- La zona baja que va DE 0 hasta los 1.000 Hz. está relacionada principalmente con el equilibrio y las funciones vegetativas y motoras. Los tonos percibidos por el vestíbulo resuenan predominantemente en el cuerpo. Los sonidos muy graves que no se pueden oír, se pueden sentir.
Si la curva tiene un predominio de baja frecuencia que afectan al cuerpo y la función vestibular, podemos decir que la persona está muy consciente de su corporalidad, que es muy pragmático y que tiene tendencia a hablar de si mismo.

2- La zona media, entre 1.000 y 3.000 Hz, está relacionada con el habla, el lenguaje y la comunicación, porque esta banda de frecuencias aparece enormemente en la voz. Si la curva está muy acentuada en la zona del lenguaje y la comunicación,  es una persona apegada a la lógica y las reglas, racional, que exige explicaciones por todo.

3- La zona de altas frecuencias, por encima de los 3.000Hz, se relaciona más con procesos asociativos y de pensamiento, porque las frecuencias altas resuenan predominantemente en la cabeza. A partir de varios experimentos, Tomatis descubrió que los tonos altos, en especial por encima de 8.000 Hz, son bien percibidos por el feto, y dedujo la hipótesis de que proporcionan una eficiente estimulación cortical. Por esta razón,  Tomatis  llamó  al  oído  “la  batería  para  el  cerebro”.

Y si la curva está más acentuada en la zona de los agudos, de alta frecuencia, que energetizan y afectan a las operaciones mentales y psicológicas, (3000-20000 Hz)podemos decir que es una persona intuitiva, creativa, muy sensible, con una vida interior intensa, exigente consigo misma, que se cuestiona permanentemente.

¿COMO SE REALIZA EL TESTAJE PREVIO?

The test equipmentSe presentan al participante 150 tonos a través de los cascos. Hay 120 tonos que son frecuentes, “estándar” y de bajo tono, y 30 que son “raros” y de tono alto. Este test se efectúa en la doble situación de atención (a los tonos raros) y de no atención. Lo más importante es medir las diferentes amplitudes (ej. la de N200) bajo estas dos condiciones en un individuo. Por lo tanto son suficientes las escalas relativas de amplitud, en especial cuando al cabo de un cierto tiempo las mediciones son repetidas en el mismo individuo con los mismos ajustes.

Aparece una respuesta eléctrica negativa 100 mseg después de los tonos (N100) en cuyo momento la atención del participante se dirige a la tarea. La intensidad N100 debe aumentar como una función de una pronta atención selectiva.

Doscientos milisegundos después de los tonos “raros” aparece una respuesta eléctrica negativa (N200), incluso cuando el participante no está prestando atención. Esta es una medición de discriminación automática. Trescientos milisegundos después de los tonos raros, en condiciones de atención, aparece una respuesta eléctrica positiva (P300) y es una medida del procesamiento controlado de estímulos significantes.

Entre 500 y 1000 milisegundos después de los tonos en condiciones de atención, aparece una respuesta eléctrica negativa en las áreas frontales del cerebro (negatividad frontal tardía). Esta es una medida del procesamiento adicional controlado de los estímulos esperados.

En el campo de frecuencia se diferencian normalmente cuatro regiones, esto es: Delta (P=0-4 ciclos/seg.), Theta (R=4-7 ciclos/seg.), Alpha (S=8-12 ciclos/seg.) y Beta (T=12-30 ciclos/seg.). Se puede construir el mapa cerebral para estas cuatro regiones de frecuencias.

Por ejemplo, en el caso de falta de alerta se observa poca actividad de S y T y/o mucha actividad de P y R. Para el aprendizaje y el lenguaje, la actividad en el hemisferio temporal izquierdo es particularmente interesante.

¿QUÉ SE AVERIGUA CON EL TEST DE ESCUCHA?

A través del “Test Audio Psico Fonológico”, podemos diagnosticar las dificultades en la escucha y seguir la evolución durante la terapia de reeducación.

El test de escucha se compone de cuatro pruebas:

1-La primera medimos tanto el umbral auditivo aéreo como el óseo.

2-La segunda es la selectividad que es la capacidad de discriminar sonidos de diferentes frecuencias y permite saber como se adaptan las posibilidades auditivas al mundo sonoro que lo rodea.

3-La tercera consiste en determinar el poder de localización del sonido en el tiempo y en el espacio.

4-La cuarta es la audio laterometría, para determinar con cual oído controla la escucha y la fonación.

Lo interesante en este método, es que permite saber cómo estructuramos nuestra escucha a lo largo de la vida y a partir del vientre materno.

El Test Audio Psico Fonológico es como una radiografía de nuestro psiquismo.

Permite conocer a qué edad cerramos en forma inconsciente nuestro oído para no enterarnos de las experiencias dolorosas, poniendo de este modo una cortina emocional que nos impide entrar en contacto con el mundo.

Permite saber si el vestíbulo alcanzó la maduración necesaria indispensable para el correcto funcionamiento de la cóclea en la decodificación de señales auditivas, pero también en la correcta integración de nuestro esquema corporal, cuya alteración se manifiesta tan clara en los trastornos de alimentación por la no aceptación de la propia corporalidad.

Podemos conocer cual es nuestra lateralidad auditiva que nos permita entender las dificultades que tenemos para lograr una comunicación clara y sin distorsiones.

Permite saber por qué nuestro discurso tan interesante no logra entusiasmar a nuestros interlocutores que empiezan a bostezar cuando estamos hablando.

Nos permite entender por qué terminamos tan cansados o irritados en un ambiente ruidoso, o por qué nos cuesta tanto tomar decisiones en nuestra vida cotidiana.

¿QUÉ REPRESENTA QUE ESCUCHEMOS DE FORMA ÓSEA O AÉREA?

Le Rinne acoumétriqueLa curva aérea representa la vida social, lo que la persona exterioriza en su vida de relaciones. La conducción aérea a través de los oídos domina en el caso de audición de sonidos externos, así está relacionada con la comunicación inter-personal, con los demás.
La curva ósea representa la vida interior, nos da información sobre la postura corporal, sobre el cuerpo mostrando una correspondencia con la columna vertebral y los órganos internos, sobre el modo de funcionamiento orgánico de la persona, y de manera general, nos da información acerca de las tensiones expresadas o no expresadas en lo cotidiano.

La conducción ósea domina en el caso de oír nuestra propia voz, así psicológicamente está relacionada con la comunicación intra-personal, con uno mismo.

La curva aérea debe estar sobre la curva ósea. Si las curvas están invertidas, están mostrando irritabilidad del Nervio Auditivo, una imposibilidad de controlar ya que el mundo interno está expuesto, esto se puede manifestar somatizando alguna enfermedad o en un descontrol en el comportamiento.

La armonía entre las dos formas de conducción es importante para un equilibrio adecuado entre nuestro mundo interior y el mundo exterior.

Una conducción ósea más alta que la aérea significa que el participante está preferentemente a la escucha de sí mismo, y por tanto en su propio mundo y tiene un pobre control sobre la comunicación con su entorno.

¿QUÉ REPRESENTA QUE NO LOCALICEMOS CORRECTAMENTE DE DONDE VIENE EL SONIDO?

Se  registran  errores  de espacialización  si  la  percepción  se  hace  a  través  del  oído  equivocado. Eso  puede significar confusión en la orientación y confusión entre emoción y racionalidad.

Los errores de espacialización nos muestran la dificultad para tomar decisiones, inseguridad, falta de autoestima. Si aparecen en el oído derecho, habrá dificultad para proyectarse al futuro y de realizaciones en lo cotidiano. Si están en el oído izquierdo, hay confusión en la vida afectiva por lo que prefiere refugiarse en el pasado.

¿QUÉ REPRESENTA QUE NO SEPAMOS DISTINGUIR DIFERENTES SONIDOS?

La curva de escucha idealLa selectividad es la capacidad de discriminar sonidos y debe estar abierta entre los 10 y 11 años. Su cierre representa una cortina emocional que la persona puso entre ella y el mundo exterior como un mecanismo de protección frente a lo que percibía como hostil. Cuando está cerrada la persona tiene dificultad para analizarse, está centrada en ella misma, tiene angustia y no puede utilizar su potencial.

¿QUÉ REPRESENTA EL OIDO DOMINANTE?

Perfil lógico mixtoEn el concepto de Tomatis, así como tenemos una lateralidad motora, también tenemos una lateralidad auditiva, el oído dominante es el que controla la escucha del otro, la escucha de la propia voz y la fonación.

El nervio recurrente del oído izquierdo tiene un recorrido más largo hacia la laringe que el del derecho, que combinado con la localización del área de Broca, centro motor del habla, en el hemisferio izquierdo, da como resultado un retraso en el discurso de aproximadamente 0,03 segundos, cuando el feed-back está dominado por el oído izquierdo. Este hecho y la dominancia del hemisferio izquierdo en la lógica, el pensamiento abstracto, el lenguaje, la lectura, la escritura y el cálculo, llevó a Tomatis a dar énfasis a la estimulación del oído derecho.

Perfil gestalt mixtoMuchas investigaciones neurológicas independientes indican que varios de los problemas relacionados con el lenguaje y la comunicación, como la dislexia, la afasia y dificultades del habla, están correlacionados con patologías del hemisferio temporal izquierdo (Mason&Mellor, 1984; Pinkerton, Watson & McClelland 1989, Tallal, Millar& Fitch 1993;            Tallal y otros 1996).

Se ha conseguido una mejora notable de estos problemas con la estimulación auditiva, particularmente del oído derecho (Merzenich y otros 1996; Tallal y otros 1996).

En los últimos años se han utilizado técnicas de respuesta auditiva evocada para evaluar objetivamente la integridad del sistema auditivo central en niños con dificultades de aprendizaje, autismo, y desordenes del lenguaje y déficit de atención (Van den Bergh, 1998).

¿QUÉ REPRESENTA EL OIDO DERECHO?

Controlar por el oído derecho, dice Tomatis, permite procesar la información auditiva de forma más rápida, de esta manera logra una comunicación directa, asertiva, con buena capacidad de síntesis. En lo psicológico, es una persona que va directo a su objetivo, con capacidad de proyectarse al futuro, pero que tiene la capacidad de encontrar el equilibrio con su mundo afectivo. Pero un control derecho excesivo es una defensa, la persona se pone rígida, insensible, agresiva y sin emocionalidad.

El oído derecho representa el mundo de relaciones, nuestra manera de comunicar, es el padre quién hace el puente para desarrollar la comunicación con el mundo, por lo tanto en este oído podemos ver las habilidades sociales, la relación con figuras de autoridad y masculinas en general.

¿QUÉ REPRESENTA EL OIDO IZQUIERDO?

El control con el oído izquierdo es un mecanismo de defensa que sirve para poner una distancia con el interlocutor, por lo que la comunicación será difícil: el lenguaje es poco fluido, le cuesta encontrar las palabras adecuadas y tiene dificultad para integrar la información, todo esto hace que gaste mucha energía tratando de compensar sus dificultades. Si su control izquierdo es excesivo, queda devorado por la emotividad, toda la información queda filtrada por lo emocional, no logra una visión objetiva y tiene dificultad para concretar lo que emprenda.

El oído izquierdo representa nuestro mundo emocional, las dificultades en la escucha en este oído están mostrando en su origen una relación conflictiva con la madre, que se puede manifestar en el presente en relaciones afectivas difíciles.
Si hay mucho bloqueo, selectividad cerrada, muchos errores de espacialización, está mostrando la dificultad que tiene la persona para ir hacia la comunicación, hacia el mundo exterior de relaciones, analizando el mundo subjetivamente.

Pero la peor situación es aquella en la que la persona no logra establecer una lateralidad definida, es el caos, un extranjero en su propio país, se convierten en seres “retrasados” por las circunstancias que les rodean sin tener ningún problema orgánico, son víctimas de un profundo bloqueo afectivo.

¿PORQUÉ ACONSEJAN EL MÉTODO TOMATIS PARA EL APRENDIZAJE DE IDIOMAS?

http://4.bp.blogspot.com/-Px_0bgYRF1Y/UY1G5t08i6I/AAAAAAAACFk/CS224fkAnR4/s1600/idiomas.png

“Solo hablamos bien un idioma si lo escuchamos bien, es decir, cuando podemos analizar los sonidos y reconocer el ritmo de la melodía lingüística”
Alfred A. Tomatis

El Dr. Tomatis descubrió cómo funciona el oído y como este se adapta a las particularidades de la lengua materna. Según sus estudios, todos nacimos para ser políglotas y es entre los tres y cinco años cuando hay mayores posibilidades de adoptar otras lenguas.

Tenemos la posibilidad de dominar múltiples idiomas cuando ejercitamos el oído del modo adecuado aumentando la sensibilidad auditiva hacia las frecuencias de la nueva lengua.

Cabe preguntar, ¿por qué sucede frecuentemente que una persona estudia un idioma, puede leerlo e inclusive escribirlo, pero se le dificulta la comprensión oral y aun más, conversar de una manera fluida?

La voz sólo reproduce los sonidos que puede captar/escuchar el oído.

El oído humano teóricamente puede captar un rango amplio de frecuencias (20-16.000 Hz) y discernir una cantidad infinita de ritmos.

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué los niños muy pequeños tienen mayor capacidad para aprender idiomas, e incluso pueden llegar a aprender dos o tres a la vez?

Pues esto sucede porque nuestros oídos al nacer están abiertos a todas las frecuencias de lenguaje (desde los 125 Hz hasta los 12.000 Hz) lo que nos permitirá, en un momento dado, aprender cualquier idioma o varios a la vez si nos acostumbramos a ellos y los oímos a menudo.

Sin embargo, si esto no sucede y sólo escuchamos una lengua, con el tiempo nuestro oído se acostumbra a sincronizar las frecuencias comunes del medio lingüístico que nos rodea y deja de percibir los tonos a los que no estamos acostumbrados.

Por esto, después de un tiempo, al introducir un nuevo idioma, nos cuesta más trabajo memorizar y pronunciar el nuevo idioma.

Con el paso de los años, el oído se habitúa a procesar eficientemente las frecuencias y ritmos utilizados solamente en el idioma materno. Si el oído no capta los sonidos, la voz no los puede reproducir.

Cada idioma tiene una frecuencia o sonoridad particular, una “música” que le es característica, que condiciona el funcionamiento del oído. Cada idioma se sitúa dentro de un rango determinado de frecuencias sonoras y tiene un patrón de entonación particular. Un oído acostumbrado a un cierto medio lingüístico puede experimentar dificultad en captar con precisión los sonidos de otro idioma.

Además cada idioma posee un tiempo de auto-control específico (el tiempo requerido por el oído para controlar la emisión vocal).

– Cada lengua también tiene su tiempo de latencia, que es el tiempo que necesita el oído de un determinado hablante, para ponerse a la escucha. Varía también según las etnias y según la edad.

Ruso: 175 milisegundos
Francés: 50 ms
Alemán: 125 ms
Inglés: 5 ms
Inglés americano: 75 ms
Español: 5 ms
Italiano: 75 ms

Es por esto que algunos idiomas son más rápidos que otros, por ejemplo: un francés que habla inglés británico debe escuchar y hablar todavía más rápidamente que en su idioma, al mismo tiempo que emite fonemas poco frecuentes en su idioma materno.

Esta dificultad de “escucha” es la responsable del fracaso en el aprendizaje de otro idioma y comúnmente se conoce como “tener mal oído”.

Hablar otro idioma es utilizar en otra forma los pequeños músculos del oído y los circuitos nerviosos complejos con que están asociados. En cada paso el proceso de asimilar otro idioma, es el oído el que controla la voz, el que influye sobre el pensamiento y las estructuras del lenguaje. Por esto comunicar involucra el utilizar todo el sistema nervioso.

Escuchamos y hablamos con todo el cuerpo.

La armonía del cuerpo que se moviliza por los circuitos nerviosos, permite que a través del oído y el cuerpo se “incorpore” otro idioma. Es el oído el que nos da acceso no sólo a los sonidos y los ritmos de otro idioma, sino también a su “espíritu”.

El método Tomatis ofrece un sistema de estimulación auditiva especialmente diseñado para facilitar la integración de otros idiomas por medio del oído electrónico y cintas especificas del idioma, de manera que educa al oído para percibir correctamente los sonidos de la nueva lengua, haciéndolos familiares. El programa no elimina la necesidad de estudiar el idioma deseado, pero sí permite escucharlo, reproducirlo e integrarlo de manera más rápida y natural.

¿QUÉ FRECUENCIAS AUDITIVAS SE USAN EN CADA IDIOMA?

El Dr Tomatis estudió las diferencias de las bandas sonoras preferenciales de cada lengua, que en Español e Inglés casi no tienen puntos en común.

El inglés tiene una gran sensibilidad en los sonidos agudos. A partir de 2000 hertz presenta una progresión de 6 decibeles por octava hasta llegar a los 12000 hertz, lo cual explica la riqueza de sonidos sibilantes (agudos). Esta atracción por los sonidos agudos explica también la diptongación sistemática de sus vocales y la diferencia que hay entre la producción escrita y su pronunciación.

El español, por el contrario, es muy sensible a los sonidos graves, encontrándose su cima alrededor de los 1800 hertz. La sensibilidad del español es muy reducida en los agudos, lo que explica la dificultad de los hispano-hablantes para integrar lenguas extranjeras.

Los alemanes no oyen como los franceses, los franceses, no tienen el mismo oído que los ingleses.

Cuando hablan, los ingleses utilizan frecuencias que van de 2.000 a 12.000 Hz, los franceses aquellas que van de 100 a 300 Hz y de 1.000 a 2.000 Hz, la mayoría de los parlantes de lenguas eslavas aquellas que van de 100 a 12.000 Hz, y los que hablan alemán aquellas entre 100 y 3.000 Hz.    Por lo tanto, existe el oído  “inglés”, el oído “francés”, el oído “eslavo” y el oído “alemán”, ya que las personas sólo pueden producir las frecuencias que escuchan (una de las reglas de Tomatis).

Por este motivo, es fácil entender por qué los franceses, por ejemplo, tienen dificultades para aprender otros idiomas. En su caso, y en el de los italianos, los rangos de frecuencias utilizadas más comúnmente en sus  lenguas tienen un ancho de banda bastante estrecho. Por otra parte, la gente de países en los que se hablan lenguas eslavas disfrutan de una situación ventajosa. Los rangos de frecuencia de las aproximadamente 20 lenguas eslavas cubren un ancho de banda mayor. Esto explica por qué las personas provenientes de Europa oriental tienen un don para los idiomas.
TOMATIS 3.png

LENGUAS EXTRANJERAS

La totalidad de las lenguas habladas por los seres humanos, se caracteriza por una gran diversidad sonora, porque existen en el mundo casi 600 sonidos consonánticos y 200 sonidos vocalíticos. Sin embargo, cada lengua utiliza solamente un número limitado de sonidos de base llamados �fonemas�.

El Fonema es la unidad sonora más pequeña que permite crear una diferencia de sentido entre dos palabras (por ejemplo entre ‘rat’ y ‘mat’).

Durante su evolución, el niño va a tener que seleccionar, los elementos sonoros compatibles con el medio ambiente lingüístico, y dejar a un lado los que no se encuentran en las estructuras fonéticas que percibe en su entorno habitual: va a tener una codificación lingüística ajustada a las estructuras sonoras de su propia lengua.

Y como esta codificación es específica a cada lengua, tiende a frenar rápidamente el aprendizaje de una lengua extranjera en la medida en que no es conforme con las estructuras sonoras de la lengua materna interiorizada desde la primera infancia.
Así, es ideal que todo proceso de aprendizaje lingüístico se complemente tanto como sea posible, a liberar a la persona de sus esquemas lingüísticos interiorizados, ayudándola al mismo tiempo a apropiarse al máximo de las estructuras sonoras lingüísticas de la lengua que debe aprender.

Al entrenar el oído para la recepción e interpretación de los sonidos del idioma por aprender, el estudiante reduce en un 50% la dificultad de este aprendizaje según han comprobado estudios europeos y japoneses.

USAR LA PROPIA VOZ PARA AUTOSANAR

El TALKS (TOMATIS AUDIO LANGUAGE KEY SYSTEM) es una herramienta complementaria de las sesiones de escucha, que permite a la persona trabajar la voz de forma activa y reforzar el bucle audio-vocal. Las sesiones incluyen la lectura en voz alta o repeticiones

verbales, en el transcurso de las cuales la voz es instantáneamente modificada y procesada con los parámetros específicos del Efecto Tomatis.

Directamente y en tiempo real, la persona oye su voz corregida y el resultado es la modificación inconsciente de la voz.

El sujeto normo-oyente: la evolución a lo largo de la vida

freqcuadro

Los 10 ámbitos

Trastornos del aprendizaje y el lenguaje Hay un conjunto de trastornos que se agrupan generalmente bajo el término de trastornos específicos de los aprendizajes. Un número considerable de niños (entre 4 y 6 %) sufren tales trastornos. No pueden explicarse ni por una falta de inteligencia, ni por un medio ambiente socioeconómico desfavorecido ni tampoco por un gran problema psicoafectivo.
Estos trastornos tienen un origen neurobiológico y corresponden al hecho que ciertas zonas del cerebro no se han desarrollado correctamente durante el periodo prenatal.
Estos trastornos corresponden a la dislexia cuando se trata de la lectura, a la disortografía para las correspondencias entre letras y sonidos, o bien a la dispraxia cuando están relacionados con la planificación y la coordinación de los gestos aprendidos. Corresponden igualmente a la disfasia para el lenguaje oral y la discalculia para las capacidades matemáticas.El Método Tomatis®, como juega con la plasticidad de los circuitos nerviosos implicados en el desciframiento y el análisis de los sonidos, pero también con los de la motricidad, el equilibrio y la coordinación, puede ayudar los niños a desarrollar estrategias de compensación frente a los trastornos del aprendizaje y el lenguaje. Así, si no permite erradicarlas, el Método induce sin embargo al individuo a gestionarlos y superarlos eficazmente.
Trastornos de la atención La atención es la capacidad de seleccionar y mantener en la conciencia un acontecimiento exterior o un pensamiento. Corresponde a un estado general de alerta y de vigilancia que permite al sistema nervioso ser receptivo a cualquier tipo de información que llegue. Los trastornos afectan a niños o adultos que no pueden mantenerse concentrados durante periodos suficientemente largos en una tarea que hay que llevar a cabo, incluso si esta exige poco esfuerzo intelectual y tiene un carácter rutinario o familiar (por ejemplo, revisar o copiar). Una modalidad particular de la atención es la capacidad de poder compartir su atención entre varias fuentes de información o tareas a efectuar. Esta modalidad atencional, muy costosa a nivel cognitivo, constituye, cuando presenta insuficiencias, una fuente de dificultad o sufrimiento considerable para el niño en edad escolar.

Además de su acción general de estimulación cerebral (se habla de “estimulación cortical”), el Método Tomatis® puede tener una acción muy positiva en la atención selectiva. En efecto, el procedimiento Tomatis® se basa en una báscula electrónica que provoca un contraste sonoro destinado a sorprender constantemente el cerebro para mantenerlo en alerta. El objetivo es ayudarlo a desarrollar mecanismos automáticos de detección del cambio, lo que tiene como consecuencia el refuerzo de la atención selectiva.

Trastornos afectivos y emocionales Si bien nos damos cuenta de la importancia de movernos para mantener el cuerpo, no siempre nos damos cuenta de la importancia que representa también ocuparse de nuestro cerebro. Cuando lo estimulamos enviándole mensajes sensoriales, nos dinamiza y nos relaja. Como el oído es el canal de paso más importante de los mensajes sensoriales del cuerpo humano, comprendemos sin dificultad su papel. Esta estimulación puede ser deficiente cuando el cerebro desencadena un mecanismo de inhibición o protección. Este mecanismo se puede producirse tras un acontecimiento puntual traumatizante llamado choque emocional. El cerebro tiende también a protegerse progresivamente cuando el entorno lo agrede. Puede ser el caso de personas enfrentadas a una reorganización del ritmo de vida, el aumento de responsabilidades, a la pérdida de referencias, la presión social…

El Método Tomatis® actúa sobre el sistema límbico (parte media del cerebro) al que el sistema auditivo está conectado. Esta parte es, entre otras cosas, responsable de los mecanismos de la emoción, la memoria y el aprendizaje. Por otra parte, el órgano del oído medio llamado cóclea tiene el papel de carga cortical. Así, por su acción sobre el sistema límbico y el córtex prefrontal, el Método Tomatis® va a intervenir en la regulación de los trastornos de la emoción en relación con la depresión y la ansiedad. Va a tener además una acción eficaz en la regulación del estrés.

Trastornos de la comunicación Cualquier distorsión de la escucha demasiado arraigada conlleva la pérdida de incluso el deseo de escuchar, lo que a su vez va a generar una disminución del deseo de comunicar, ya sea por resignación ya sea por falta de confianza consecuencia de las dificultades encontradas para poder hacerlo eficazmente.
No hay que olvidar que tener una buena escucha no implica necesariamente tener una buena audición. La escucha se caracteriza a la vez por una real intención de comunicar así como por una calidad de percepción e interpretación del mensaje sonoro recibido. La escucha se evalúa pues por la calidad de aprovechamiento de nuestra audición y no por su nivel de sensibilidad.
Aunque la expresión “problemas de comunicación” posee indudablemente un carácter muy general y que las dificultades de comunicación pueden tener causas muy diversas y variadas, eso no impide que una proporción considerable de estas últimas encuentra su origen en distorsiones probadas de la función de la escucha. Las dificultades de comunicación pueden adoptar formas muy diferentes. Por ejemplo, pueden manifestarse por una incapacidad en aceptar recibir los sonidos que nos rodean sin que ello represente para nosotros una agresión: el claxon de un coche, una puerta que se cierra, el ambiente sonoro elevado en un restaurante, pero también ciertas voces, como la de un compañero de trabajo, un pariente, un amigo… Para ciertos, será imposible utilizar su voz como una verdadera herramienta de comunicación, por falta de dominio de sus diferentes componentes prosódicos: entonaciones, inflexiones, ritmo, intensidad. El interlocutor que recibe la voz la percibirá entonces como agresiva, fría, o desprovista de cualquier poder de expresión.Es precisamente trabajando sobre la recepción y la emisión del sonido que el Método Tomatis® actúa eficazmente en la comunicación.
Trastornos psicomotores Se trata de dificultades relativas a un retraso en la ejecución de gestos que no necesitan ser aprendidos culturalmente por una educación explícita, contrariamente a aquellos relativos a la dispraxia (como por ejemplo comer con cubiertos), y que generalmente llegan naturalmente con el tiempo (por ejemplo: andar, correr, saltar, marcar el ritmo con el pie o los dedos).
Estos trastornos implican pues la realización de gestos que tienen un carácter global a nivel corporal. Por ejemplo, los niños que presentan tales dificultades no conseguirán coordinar los brazos ni las piernas cuando nadan, correrán de cualquier manera, les costará mantenerse en equilibrio sobre un pie o bajar escaleras. Los trastornos de adquisición de las coordinaciones se asocian regularmente, aunque sea en distinto grado, a una dislexia.El oído no es solo un órgano sensorial que capta los sonidos. Tiene igualmente una función motriz gracias a un órgano interno llamado vestíbulo. El papel del vestíbulo es dirigir los mecanismos del equilibrio. Debido a su acción directa sobre el vestíbulo, el Método Tomatis® actúa directamente sobre la regulación del tono muscular y por lo tanto de la verticalidad, pero también sobre los trastornos de la lateralidad. Por otro lado, en asociación con varias otras partes del cerebro, el sistema vestibular desempeña un importante papel sobre los mecanismos de la coordinación y el ritmo. Por consiguiente, el Método Tomatis® puede revelarse eficaz en los trastornos del ritmo y la coordinación.
Por último, en asociación con el córtex cerebral, el vestíbulo está muy involucrado en la capacidad de navegación espacial y la formación del esquema corporal. Por eso el campo de acción del Método Tomatis® abarca también los trastornos de la espacialización y del esquema corporal.
Trastorno generalizado del desarrollo (TGD) Son trastornos serios y precoces, caracterizados por retrasos y alteraciones del desarrollo de las capacidades de interacciones sociales, cognitivas y de la comunicación.
Los circuitos nerviosos que conectan el oído al cerebro contienen neuronas particulares (a la vez motores y sensoriales) llamadas “neuronas espejo” que desempeñan un importante papel en la construcción de la cognición social, es decir el conjunto de procesos que permiten atribuir a alguien intenciones, ideas e incluso comprender su estado emocional.Actuando sobre estos circuitos nerviosos, es por lo tanto la capacidad de comunicar y la calidad de nuestras competencias relacionales que el Método Tomatis® se propone mejorar. El Método Tomatis® ha mostrado su eficacia para ayudar a personas que sufren trastornos del autismo y comportamientos asociados (ex: síndrome de Asperger…). Numerosos enfoques son posibles para ayudar a las personas que presentan tales trastornos. El Método no es de ninguna manera exclusivo.
Desarrollo personal y bienestar Si bien somos conscientes de la importancia de movernos para conservarnos en buena forma física, no lo somos siempre tanto de que tenemos también que mantener nuestro cerebro en forma. Es estimulándolo mediante el envío de mensajes sensoriales que el cerebro nos infunde dinamismo y nos relaja. Como el oído es el canal de paso de los mensajes sensoriales del cuerpo humano, comprendemos fácilmente su papel.
Esta estimulación puede ser insuficiente cuando el cerebro activa un mecanismo de protección. Este mecanismo puede ocurrir tras un acontecimiento puntual traumatizante llamado choque emocional. El cerebro tiene asimismo tendencia a protegerse progresivamente cuando el medio ambiente externo lo agrede. Puede ser el caso de personas que se enfrentan a una reorganización del ritmo de vida, a un incremento de responsabilidades, a la pérdida de puntos de referencia, a la presión social.El oído humano desempeña una función de “carga cortical”. Tiene por lo tanto necesidad de ser estimulada para dar energía al cerebro y el cuerpo. El sonido es necesario para nuestra realización personal. Cuanto más rico es en armónicos elevados, más su efecto es eficaz. Así es, los sonidos ricos en armónicos elevados estimulan una vasta red nerviosa, llamada “formación reticulada” que controla el nivel de actividad global de la actividad cerebral. La acción estimulante del Método Tomatis® se ve reforzada con un efecto relajante a nivel corporal, lo que va a comportar una acción positiva en la regulación de la ansiedad y el estrés.
Mejora de la voz y musicalidad Un de los ámbitos históricos del Método Tomatis® está en relación con la mejora de la musicalidad y la voz hablada o cantada. Así es, gracias a una acción directa sobre el mecanismo cerebral que liga percepción y acción, el principio fundamental del Método Tomatis® es que toda modificación de los mecanismos relacionados con la recepción y el análisis de un mensaje sonoro tendrá consecuencias sobre el modo de reproducir este mensaje, ya sea de manera hablada, cantada o mediante un instrumento musical.
Por otra parte, una emisión vocal de calidad no exige solamente una buena escucha del mensaje sonoro que viene del exterior, sino también y sobre todo una buena autoescucha, es decir la capacidad de utilizar la propia voz como la fuente sonora a analizar y controlar con exactitud, en intensidad y calidad. Esta autoescucha puede llevarse a cabo siempre y cuando la vibración sonora percibida sea correctamente regulada por conducción ósea, que es la vía de transmisión del sonido, por todos los huesos del cuerpo y en particular por el cráneo.
Preparación al parto Ha quedado bien probado que mientras la madre espera al bebé va a transmitirle toda la paleta de sus estados afectivos y emocionales tanto positivos como negativos. Es la razón por la cual es importante que, durante este periodo excepcional por lo que se refiere a la comunicación, la futura mamá se encuentre en las mejores condiciones posibles de relajación y serenidad. Por otra parte, el feto percibe la voz materna. Esta voz constituye una especie de sustancia sonora afectiva primordial y capital para el desarrollo tanto físico como psíquico del niño. Es por lo tanto primordial que el niño la perciba placenteramente.
Aprendizaje de idiomas Durante su desarrollo, el niño va a tener que seleccionar los elementos sonoros compatibles con su entorno lingüístico, y marginar al mismo tiempo aquellos que están ausentes de las estructuras fonéticas que percibe en su entorno habitual: va a haber codificación lingüística por ajuste a las estructuras sonoras de su propia lengua. Pero esta codificación, como es específica a cada lengua, va a constituir rápidamente un freno al aprendizaje de otro idioma puesto que una lengua extranjera no será conforme a los patrones sonoros de la lengua materna interiorizados desde la tierna infancia. Así pues, una lengua es antes que nada una música, es decir, un conjunto de ritmos y sonidos específicos. Estos ritmos y sonidos constituyen la base sonora fundamental sobre la cual todas las demás adquisiciones (léxicas, sintácticas, semánticas) van a superponerse.

El objetivo del Método Tomatis® es dar a cualquier persona que desea aprender una lengua extranjera, la posibilidad de apropiarse verdaderamente de estos ritmos y sonidos permitiendo a la oreja adaptarse eficazmente a ellos, con el fin de poder analizarlos y reproducirlos. Este trabajo consiste pues en desembarazarse de las costumbres rítmicas y sonoras de la propia lengua, las cuales ejercen una acción a menudo negativa en la lengua que se quiere aprender.

LIBROS:

Don Campbell: El efecto Mozart, ed. Urano, 2003

Madaule, Paul: Escuchar: Despertar a al vida, el Patria, 1994

Tomatis, Alfred: El oído y la vida, colección Respuestas-Salud, ed. Robert Laffont, 1998

Tomatis, Alfred: Escuchar el Universo, colección Respuestas, ed. Robert Laffont, 1996

Tomatis, Alfred: Por qué Mozart, colección Ciencias, ed. Éditions Fixot, 19991

Tomatis, Alfred: Hacia la escucha humana, colección Respuestas, ed. ESF 1989

Tomatis, Alfred: La oreja y la voz, colección Respuestas, ed. Robert Laffont, 1987

Fuentes: http://www.tomatismadrid.es/contenido/articulos/articulos_principales/funcionamiento.html

http://www.tomatismadrid.es/contenido/articulos/articulos_principales/tecnica.html

http://www.tomatismadrid.es/contenido/articulos/articulos_principales/desarrollo.html

http://www.tomatismadrid.es/contenido/prensa/operaactual133sep2010.pdf

http://www.tomatismadrid.es/contenido/prensa/musicaquecura.pdf

http://www.tomatismadrid.es/contenido/articulos/articulos_principales/campos.html

http://www.tomatismadrid.com/archivos/Articulo_Atlantis.pdf

http://www.filomusica.com/filo85/tomatis.html

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/specials/newsid_4610000/4610896.stm

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/01/08/noticias/1357662404.html

http://www.afluenciaquantica.com/about4.html

http://www.altomtomatis.es/pdf/formacion_2013_2014.pdf

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110112/54099707610/el-metodo-tomatis-paliaria-un-tercio-del-fracaso-escolar.html

http://mtomatis.blogspot.com.es/2012/11/aprendiendo-sobre-el-metodo-tomatis.html

http://www.atlantis-vzw.com/lenguas-extranjeras.html

http://www.inlingua-muenchen.de/index.php?id=hro_speedlingua0&L=3

http://www.tomatis-loscabos.com/ambitos.html

http://tomatisgipuzkoa.com/campos_cas.html

Y para finalizar os dejo el contrapunto… Para el siguiente post…

¿Cuantas sesiones son necesarias? ¿Cuál es el coste total? ¿Y con los zurdos qué pasa? ¿El cerebro no es plástico? ¿La asignación de hemisferios es rígida o el cerebro se adapta?

Comentario negativo sobre el artículo de La Vanguardia

Escaldada 12/01/2011 | 13:20h

Yo hice más de 100 sesiones y mi ansiedad no desapareció…. Me sentí estafada… y para más INRI no dicen cuanto cuesta cada sesión… en mi caso mi madre tuvo que ir a grabar su voz. Luego me pusieron la voz de mi madre mezclada con música y otros sonidos que parecían del mundo extraterrestre. Mi entras escuchaba mi hora de sonidos mezclados con música, tenía que hacer un dibujo de lo primero que se me pasase por la cabeza. Luego archivaban estos dibujos que más tarde analizaría la médica. De verdad que hay que tener fe y dinero para creer en esto. No lo aconsejo. Muchos psiquiatras ponen en duda este método. La ansiedad y las depresiones no se curan con esto, no se puede jugar con cosas tan serias. Además si alguien es huérfano y tiene problemas de conducta cómo se arregla el transtorno si no hay voz de la madre?? El feto no puede oir la voz del padre, de los tios, de la señora del supermercado, etc….. UNA ESTAFA!!!

Acerca de sonopuntura.com
Investigación sobre sonido y vibraciones en la salud

4 Responses to El método Tomatis, el sonido como herramienta de sanación médica

  1. Marilú Cortes dice:

    Justo lo que necesito. Hay alguna. Filial de este método en México?

    Me gustaría tomar unas sesiones y aprender la técnica. Actualmente me dedico a la medicina alternativa.

    es maravillosa la información, yo tengo problemas en aprender inglés. Me gustaría aprender idiomas. Pero por más que pongo atención tengo. Algo que me impide escuchar.

    mil gracias. Marlu-_125@hotmail.com.

    Marilú cortes

    • Luis Hernadrx dice:

      Recomiendo oir mis grabaciones, todos los dias una ratico,, cerrando los ojos, escucharlo en tono bajo, y olvidarse de todo, y si llegas a conciliar el sueño, o descanso, gran beneficio. saludos.

  2. María dice:

    A la “escaldada” que ha hecho un comentario de que le estafaron quiero decirle que si hizo más de 100 sesiones y no notó nada realmente le estafaron, es decir, no le aplicaron el método Tomatis.
    A ver donde se metió… Por ahí hay algunos imitadores del método, que mal no te van a hacer porque seguramente te pondrán música o sonidos y eso no te va a perjudicar a nivel de salud… pero no vas a obtener ningún beneficio y tu bolsillo se va a ver bien perjudicado, así que ¡ojo! Asegúrate de que acudes a un Práctico Tomatis certificado (todos tienen una titulación, asegúrate de que la tiene) y si en pocos días no notas ningún efecto… es muy extraño, de verdad. Una de las características del Método Tomatis (el real) es que los efectos se observan en poco tiempo (te lo digo por propia experiencia y casos cercanos). Así que si no notas nada, desconfía.
    En concreto, en la ansiedad, yo con solo dos horas de escucha ya noto los efectos.

  3. Francisco abaroa flores dice:

    el diagnostico del medico otorrinolaringolo quien me realizo el examen dice: HIPOACUSIA NEUROSENSORIAL BILATERAL COMPATIBLE CON TRAUMA ACUSTICO. deseo saber si todavia puedo hacer algo, porque lo que me molesta demasiado es un zumbido permanente en ambos oidos, tengo casi 40 años con ese problema…….Yo soy Radiotelegrafista aunque ya no ejerzo esa profesion, pero la molestia esta vigente. QUE ME RECOMIENDA? Atte.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: